¿Es posible que una secuela sea excelente sin superar a su antecesora? Los casos deben de ser contados porque no es fácil replicar tanta calidad dos veces al hilo. Sin embargo, y a pesar de contar con nuevo director y guionista, “The Roundup” es uno de estos casos: aunque no le llega a la excelencia de su antecesora “The Outlaws” de 2017, igual es una feroz y altamente entretenida cinta de acción elevada por el inigualable Ma Dong-seok, nuevamente pateando trasero en el papel protagónico.

El director Lee Sang-yong y el guionista Kim Min-seong toman la batuta de esta nueva entrega que comienza cuatro años después de los eventos de “The Outlaws” (que no necesitas ver para disfrutar de esta secuela) con el detective Ma Seok-do (Ma Dong-seok) y el capitán Jeon Il-man (Choi Gwi-hwa) viajando a Vietnam para atender lo que inicialmente parece un caso sencillo. Sin embargo, las cosas se complican y pronto deben rastrear a Kang Hae-sang (Son Seok-koo), un despiadado secuestrador buscado en varios países y perseguido por un poderoso empresario que busca venganza por el asesinato de su hijo.

Seas o no fan del género de acción, es probable que rápidamente sucumbas ante los encantos de “The Roundup”. Las peleas son feroces y altamente satisfactorias, las coreografías ponen en vergüenza a la mayoría de producciones hollywoodenses, hay un excelente balance cómico, la historia es absorbente, la construcción narrativa es efectiva y hay muchos e inesperados giros para mantener tu atención. Justo cuando crees que comprendes hacia dónde va la trama, Kim Min-seong revuelve todo para así mantener un constante flujo de acción y problemas para nuestros héroes. 

Pero el alma de esta franquicia es Ma Dong-seok (“Train to Busan”), quien de nueva cuenta entrega una actuación majestuosa como el carismático detective Ma Seok-do. El hombre cuenta con una fisicalidad magnética que utiliza para aplastar a sus enemigos y generar memorables secuencias de acción. Además, su carisma natural y sentido del humor es idóneo para darle levedad al filme en los momentos más oportunos sin caer en lo simplón. Y encima de todo, también es muy humano, pues plasma la generosidad de su personaje con gran empatía. Y esto lo logra sin ser imparable al estilo John Wick o Bryan Mills. El hombre sangra, tiene sus vulnerabilidades y se encuentra con muchos problemas antes de poder enfrentarse al villano. Ma Dong-seok es un tren arrollador con los mismos niveles de ferocidad y simpatía. No es casualidad que el actor ya haya protagonizado cuatro películas (incluyendo ésta) que rebasan los 10 millones de espectadores en su país natal.

A pesar de que Lee Sang-yong y Kim Min-seong trabajan de la mano para crear una ejemplar cinta de acción manteniendo la esencia de su antecesora, el guion no logra florecer con la misma efectividad. Esto es principalmente consecuencia de un villano que si bien es temible, impredecible y actuado con tremenda intensidad por Son Seok-koo, nunca se siente como un rival digno de Ma. Una de las grandes cualidades de “The Outlaws” fue su capacidad para desarrollar a Jang Chen y sus secuaces como peligrosísimos bastardos con la inteligencia, habilidad y crueldad necesarias para controlar a toda una ciudad. En este caso, Kang luce como un enemigo de ligas menores en comparación, pues el alcance de sus fechorías es inferior y a lo largo del filme no logra demostrar tener la inteligencia necesaria para vencer a Seok-do y sus muchachos. 

“The Roundup” no alcanza el nivel de su antecesora porque la barra estaba en la cima. Pero eso no importa mucho, dado que por sí misma es una fenomenal cinta de acción con suculentos niveles de agresividad y diversión, estelares actuaciones del elenco completo, destacando lo de Choi Gwi-hwa, Ji-Young Park (como esposa de un magnate) y por supuesto, Ma Dong-seok, quien vuelve a entregar una actuación de cinco estrellas.

“The Roundup” formó parte de Fantasia Fest 2022.