El apoyo familiar y la superación personal son los dos temas que potencializa George Clooney en su más reciente cinta “The Tender Bar” o también titulada en español “El bar de las grandes esperanzas”, y si bien en todo el metraje reina la superficialidad y la ligereza narrativa, no cabe duda que lo sentimental provee de un resultado disfrutable y reconfortante.

La cinta está basada en el libro homónimo escrito por J.R. Moehringer, un prominente periodista y escritor estadounidense, quien plasmó sus memorias de  infancia (en la película interpretado por Daniel Ranieri) y adolescencia (con el rostro de Tye Sheridan), en donde tomó la decisión de dedicar su vida a la lengua escrita. Entre esas memorias está la sólida relación que encarnó con su madre (Lily Rabe), su tío Charlie (Ben Affleck) y su abuelo (Christopher Lloyd), así como el desastroso vínculo con su padre, un vociferante locutor local (Max Martini). 

Clooney, si bien no ha encontrado cómo plasmar su autoría a nivel estético y narrativo, se ha aferrado a requerimientos industriales donde reina lo unidimensional y lo uniforme: es cierto que aquí sabe cómo provocarle emociones al espectador. La construcción de sus personajes radica en lo tierno, el apoyo y la educación que le brindan al protagonista para su desarrollo psicosocial, sin nunca olvidar el contraste de ideas, decisiones y personalidades. El director amalgama a personajes interesantes y pintorescos.

Sin embargo, dichos personajes, por demás atractivos, coexisten en una narrativa sencilla, sin muchos juegos dramáticos que los puedan poner a prueba. La simpleza es una virtud de la cinta, porque aunque es anecdótica, nos da las herramientas suficientes en cada secuencia para identificarnos con los personajes, conectar con ellos y entender las motivaciones de cada uno. 

En lo que concierne a esta identificación con los personajes, las actuaciones son el alma. Ben Affleck (“El último duelo”) resalta en su papel del tío bonachón y quien se encarga de inyectar combustible cada vez que aparece; Christopher Lloyd hace un papel similar a otros de su actual carrera (el típico abuelo gruñón y desinteresado) y brinda armonía  con la intención de decir que la gente mayor es capaz de entender y apoyar el camino de sus sucesores. 

“The Tender Bar” o “El bar de las grandes esperanzas” es una película que reconforta el alma, sobre todo por su gran capacidad para poner sobre la mesa mensajes como el temple y la seguridad al momento de elegir nuestra vocación sin importar qué dirán de ella; ya se sabrá quienes dan su apoyo y quienes su espalda.

Esta nueva obra de Clooney se despega de sus anteriores propuestas, pero mantiene como eje central a la compañía y el apoyo grupal, en este caso, el familiar. Con canciones de Pilot, The Grass Roots o Parish Hall, esta cinta resalta en el catálogo de Amazon Prime Video y de la filmografía de George Clooney. 

“The Tender Bar” ya está disponible en Amazon Prime Video