Vamos a echarnos un clavado en la carrera al Oscar 2024 a Mejor Corto Live Action, una categoría integrada por cinco contendientes muy diferentes, uno de ellos dirigido por uno de los autores más populares del mundo.

Si lo prefieres, también puedes escuchar nuestro análisis en forma de audio de las categorías de cortometraje en el siguiente episodio del podcast de La Estatuilla (también disponible en Amazon Music y iVoox):

The After

Disponible en Netflix

David Oyelowo protagoniza este sencillo cortometraje sobre duelo que se enfoca en las repercusiones de un súbito altercado que cambia radicalmente la vida de un padre de familia. 

The After tiene serios problemas de dirección que provocan un desbalance tonal e incluso risas involuntarias durante los dos momentos “impactantes” del corto. Si bien el primero de estos momentos es un buen canal para explorar la importancia de nunca dar por sentado el amor de nuestros seres queridos y los preciosos momentos que compartimos a su lado, su exageradísima ejecución distrae de las intenciones emocionales de dicha reflexión. Lo que viene a continuación es tal vez peor, pues las escenas en el Uber proveen una oportunidad para indagar de maneras creativas en el aspecto del duelo, pero la directora falla en aprovechar esas ideas y se conforma con un producto vacío y hasta cierto punto manipulador. Este es una historia del montón sobre pérdida que por momentos funciona gracias al trabajo de Oyelowo… hasta que la sobreactuación del segundo momento “impactante” termina de echar por la borda este fallido filme.

Aunque a la Academia le gusta la manipulación barata, no creo que caigan tan bajo como para votar por este cortometraje. Sin embargo, no podemos descartarlo por dos razones básicas: tiene la visibilidad y el empuje de marketing de Netflix, y es protagonizado por un actor reconocido. 

Invincible

Actualmente no disponible para el público.

Vincent René-Lortie dirige este corto que relata las últimas 48 horas de un chico (Léokim Beaumier-Lépine) de 14 años. Invincible es un trabajo crudo y estupendamente actuado sobre salud mental, juventud y los inhumanos fallos de un sistema incapaz de operar con empatía.  El corto destaca por su capacidad de mezclar tensión con drama y darle profundidad a su protagonista, un joven vulnerable y desesperado por encontrar comprensión en un mundo al que parece no importarle. Para todo esto es clave el uso de fotografía para adentrarnos en la mente del joven, así como la tremenda actuación revelación de Léokim Beaumier-Lépine.

Si hay algo que le encanta a la Academia en categorías de cortometrajes, eso es ver a niños sufriendo y cuando el trabajo cuenta con una manufactura destacada como Invincible, entonces puede llegar lejos en las votaciones. No podemos dormirnos con este filme que tiene buenas posibilidades de ganar el Oscar 2024 a Mejor Corto Live Action.

Knight of Fortune

Disponible en YouTube (The New Yorker)

Karl (Leif Andrée) acaba de perder a su esposa, pero no se atreve a ver su cuerpo en la morgue y hace todo lo posible por aplazar el momento. Justo cuando parece rendido, conoce a Torben (Jens Jørn Spottag), otro viudo que necesita ayuda para confrontar su pérdida, así que le pide a un incómodo Karl acompañarlo para visitar el ataúd. 

Lasse Lyskjaer Noer dirige un filme excepcional que cuenta con el sentido de humor (nórdico) ideal para darle ligereza a un tema complicado y entremezlar calidez con melancolía. A diferencia de The After, Knight of Fortune sí profundiza en el proceso de duelo y los distintos canales que pueden surgir para aceptar la partida de un ser querido; aquí no existe la manipulación, sino que la emotividad surge de manera orgánica, acompañada de algunas risas.

Knight of Fortune es producido por Kim Magnusson, dos veces ganador y siete veces nominado al Oscar en esta categoría. Ese es un sello de garantía para votantes, quienes seguramente le darán mucho amor al corto. Es posible que sin Wes Anderson en la carrera, este sería el favorito para ganar la estatuilla.

Red, White and Blue

Actualmente no disponible para el público.

Una mesera y madre soltera (Brittany Snow) de dos hijos que vive al día (de cheque en cheque) se encuentra en una posición desesperada a causa de un embarazo no deseado. Además de su necesidad por encontrar una solución económica a su predicamento, las retrógradas y patriarcales leyes de su estado la obligan a cruzar líneas estatales para llevar a cabo el aborto.

Red, White and Blue no es lo que te esperas, pues tiene un impactante giro en su tercer acto que no solo funciona a nivel emocional sino que también aterriza con fuerza y autoridad su crítica a las leyes antiaborto que existen en Estados Unidos y el mundo. La directora Nazrin Choudhury hace un gran trabajo equilibrando el aspecto dramático de la historia con el desarrollo del lazo entre madre e hija de la historia, elementos clave para destacar su mensaje sobre la importancia del acceso al aborto seguro. Para unir todo esto tenemos la maravillosa actuación de Brittany Snow (X) que combina vulnerabilidad con fortaleza para guiarnos por este viaje.

Es refrescante ver que, por fin, la Academia nomina a un filme sobre aborto y derechos reproductivos (Happening, Never Rarely Sometimes Always, Lingui, The Sacred Bonds y 4 Months, 3 Weeks and 2 Days son ejemplos nuevos y viejos de excelentes películas sobre el tema que fueron ignoradas por la Academia). Creo que Red, White and Blue es el trabajo más importante de los nominados y va a tener muchos votos por su calidad, pero seguramente habrá un sector amplio de votantes que lo rechazar[an por el tema. Aunque sería una hermosa sorpresa, su victoria luce complicada.

The Wonderful Story of Henry Sugar

Disponible en Netflix

Wes Anderson convierte una historia de Roald Dahl en una dulce y espectacular obra cinematográfica de 40 minutos. Benedict Cumberbatch interpreta a Henry Sugar, un hombre tacaño y aburrido que descubre un nuevo propósito en la vida tras leer un increíble relato sobre un hombre que podría ver con los ojos cerrardos. 

Esta metanarrativa y sus temas espirituales son presentadas a manera de obra teatral, con sets que son colocados y retirados mientras se desarrolla cada parte de esta historia. Los personajes hablan a la cámara y el propio Dahl (interpretado por Ralph Fiennes) funge como narrador. Como buena película de Wes Anderson, aquí encontramos un tono juguetón y una dirección meticulosa en todos los niveles, desde los preciosos sets hasta el astuto uso de fotografía.

Siempre he pensado que las categorías de cortometrajes deberían ser utilizadas para premiar a director emergentes o que no han tenido la posibilidad de hacer un largometraje; el Oscar debería ser una catapulta para sus carreras. ¿Habrá miembros de la Academia que piensen lo mismo? o ¿habrá quiénes consideran que Wes Anderson debería ganar su primer Oscar en categorías más “prestigiosas”?  Esos son algunos argumentos que existen para pensar que The Wonderful Story of Henry Sugar no ganará el Oscar 2024 a Mejor Corto Live Action, sin embargo, es un filme tan encantador y tan brillantemente dirigido que veo muy difícil que votantes sean inmunes a su magia. Será una sorpresa mayúscula si Anderson no se lleva la estatuilla a casa.

Predicciones al Oscar 2024 a Mejor Corto Live Action

Predicción final

The Wonderful Story of Henry Sugar luce como el gran candidato para llevarse el Oscar: fue ampliamente visto, tiene el apoyo de marketing de Netflix, es dirigido por uno de los autores más populares del planeta y encima de todo, es extraordinario. ¿Tiene algún factor en contra? Me llama la atención que la Academia ha ignorado los dos últimos largometrajes de Anderson (The French Dispatch y Asteroid City), incluso en categorías técnicas, así que podría haber cierto hartazgo de su estilo.

Invincible es un trabajo memorable con una dirección vistosa sobre un niño sufriendo, algo que parece gustarle mucho a votantes de las categorías de cortos. Tiene buenas posibilidades y no podemos subestimarlo.

Knight of Fortune es encantador, ligero y te hace reír, pero algo me dice que muchos votantes no aprecian el humor nórdico (recordemos la exclusión de Fallen Leaves). El factor Kim Magnussen puede impulsarlo hasta la línea de meta.

The After apesta, pero no es inusual que los peores cortos nominados ganen y dado que este tiene a un actor famoso, dura poco y está en Netflix, pues sus posibilidades son bastante fuertes.

Red, White and Blue seguramente no contará con el apoyo de los votantes hombres más viejos, pero se siente como el trabajo más importante de los nominados y el shock de su giro se quedará en la mente de muchos votantes: también tiene mucha fuerza y podría dar la sorpresa.

Todo depende de qué tantos votantes consideren que sea injusto tener a Wes Anderson en una categoría tradicionalmente reservada para cineastas desconocidos o en ascenso. ¿Cuántos pensarán así? ¿Cuántos querrán darle el empuje a otros cineastas para apoyar sus carreras? Creo que The After y Red, White and Blue tienen muchas posibilidades de recibir esos votos, pero me quedo con Henry Sugar porque es un trabajo irresistible y atiborrado de estrellas.

Debería ganar: Red, White and Blue

Va a ganar: The Wonderful Story of Henry Sugar

Ojo con: The After

Debió haber estado nominado: The One Note Man