A través de los años, las películas sobre niños viajando por el mundo o planetas y encontrándose con un sinfín de aventuras peligrosas combinadas con mensajes familiares inspiradores y sanadores han sido los comodines para pasar un momento ligero, agradable y reconfortante en compañía de seres queridos. “Timescape” del director canadiense Aristomenis Tsirbas es un convencional viaje por el tiempo a través de la mirada infantil y cómica de sus protagonistas, la cual no arriesga a nivel narrativo, pero sí en su apartado visual. 

“Timescape” tiene como personaje principal a Jason (Sofian Oleniuk), un niño testarudo, inteligente y muy curioso, quien se atreve a investigar un suceso inesperado en el bosque: la caída de una nave alienígena. Dentro de la nave encuentra a Lara (Lola Rossignol-Arts), una chica un poco más grande que él, quien está confundida porque la consola fija su rumbo hacia el pasado, específicamente en la era mesozoica, cuando los dinosaurios fueron extintos por el meteorito “Chicxulub”. Ahora ellos deben buscar la solución para regresar al presente antes de que el meteorito se impacte, no sin antes sobrellevar su aventura con los salvajes dinosaurios.  

Sin duda al ver esta película lo primero que notamos son las referencias narrativas al cine de ciencia ficción de los años setenta y ochenta, en especial de aquellos filmes donde niños eran los protagonistas como “Los Goonies” de Richard Donner o “Los exploradores” de Joe Dante. Tanto estética como narrativa recuerdan a esos materiales inolvidables, en los cuales esta cinta busca y encuentra inspiración, sin embargo, con poca originalidad, aunque con bastante hambre de sobresalir a nivel visual dado su bajo presupuesto.

El avance tecnológico y el detallado en los efectos visuales de grandes producciones (tema actual de conversación debido a Marvel), por supuesto que hacen ver a “Timescape” como un producto hecho para televisión; sus efectos son similares a aquellos vistos en las peculiares cintas de antaño sobre tiburones o cocodrilos que hasta la fecha siguen funcionando como comodín en la programación de televisión abierta. Se agradece el gran trabajo por parte del director y su equipo por proponer y ejecutar imaginarios visuales atractivos y acordes al producto que quieren realizar, pese a las limitaciones. 

“Timescape” desarrolla de manera simple y práctica su ambiciosa premisa. Su más grande valor es su acercamiento al cine de serie B, junto a sus referencias e inspiraciones a otras cintas del género, así como sus decentes acabados visuales y la sencilla construcción de sus espacios. Cumple su objetivo: ser un filme para el disfrute familiar. 

“Timescape” formó parte de la programación de Fantasia Fest 2022.