Actualmente hay una mayor popularización del drag en la cultura mainstream, desde reality shows hasta series y películas, pero es importante siempre recordar que esta expresión artística es mucho más que mero entretenimiento, es una forma de resistencia por años usada por la comunidad LGBTQ+ para transgredir las imposiciones del patriarcado, un espacio en el cual se ha podido explorar la fluidez de la expresión y los roles de género, así como aspectos íntimos de la personalidad de sus intérpretes. Este contexto es el escenario de Solo, la nueva película de la directora canadiense Sophie Dupuis, quien junto a un elenco y equipo diverso, lo utiliza para analizar las complejidades de las relaciones tóxicas.

Simon (Théodore Pellerin) es una estrella en ascenso en el mundo del drag, donde participa bajo el nombre de Glory Gore en un club en Montreal. Un día llega un nuevo integrante, Oliver (Félix Maritaud), por quien siente una atracción casi inmediata, pero cuyo carácter dominante y ganas de abarcar el escenario poco a poco consumen a Simon. En medio de este torbellino emocional, el joven tiene que enfrentarse a la llegada de su madre (Anne-Marie Cadieux), una famosa cantante de ópera a quien él admira mucho, pese a que lo abandonó hace 15 años.

El detalle en los números musicales es impresionante: peinados, maquillaje, vestuario, fotografía y música se combinan para mostrar el empoderamiento del drag, la fuerza que transmite esta expresión y lo transgresores que son quienes la practican. Cuando Simón se transforma en Glory Gore es imponente, imparable en el escenario: las hermosas pelucas y telas vaporosas solo resaltan su porte. Esta fuerza es admirable pues contrasta fuertemente con cómo poco a poco va siendo opacado en su relación. También los números evolucionan conforme su personalidad se adapta a la de Oliver, lo cual hace aún más notorio su estado emocional de forma orgánica y sin necesidad de diálogos expositivos.

Para el proceso de creación de la historia, Dupuis se asesoró de una psicóloga al momento de construir un retrato fiel de las relaciones tóxicas y cómo una persona puede permitir este tipo de situaciones. Esto se nota en la dinámica de Simón tanto con su madre como con Oliver: sus ganas de justificarlos, su negación y los sentimientos encontrados ante cada nueva muestra de desprecio. El desarrollo de ambas relaciones es importante para entender el porqué del actuar de simón y el guion las entrelaza muy bien, dándonos la dosis justa de cada una y un clímax silencioso y sutil pero poderoso.

Esto es interpretado a la perfección por sus dos protagonistas. Por un lado, Théodore Pellerin (Never Rarely Sometimes Always) carga sobre sus hombros la responsabilidad de no solo interpretar a Simone, sino a su alter ego, Glory Gore. Tanto en el escenario como fuera de él, el actor logra transformarse y hacer creíble este contraste entre una figura llena de seguridad cuando se abre el telón, pero necesitado de cariño y atención cuando éste se cierra. Es un trabajo con varios matices que te hace entenderlo y empatizar con él.

Por su parte, el siempre fantástico Félix Maritaud (Sauvage) es una fuerza llena de talento y toxicidad, una figura atractiva pero con muchas espinas. Esto es mostrado no solo en sus acciones, paulatinamente más posesivas y agresivas contra Simon, sino también en sus números musicales cuando se transforma en La Dragona, una especie de dominatrix atrevida, imponente y peligrosa, ávida por ocupar el reflector.

Solo es un retrato a la vez íntimo y extravagante sobre las relaciones tóxicas y las motivaciones que nos llevan a permitir comportamientos autodestructivos. Su tratamiento respetuoso y electrizante de la escena drag sirve para explorar cómo esta práctica es una forma de resistencia y liberación para su protagonista y quienes la practican. Sus actuaciones y cuidado apartado técnico la convierten en un trabajo emocionalmente atrapante que tal vez ayude a más de una persona a verse reflejada en la situación de Simon y salir de ella.

“Solo” está nominada a Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor en Drama y Mejor Fotografía en los Canadian Screen Awards 2024. Se estrenará en cines estadounidenses a partir del 24 de mayo a través de Music Box Films y llegará a plataformas digitales para venta y renta a partir del 25 de junio.