“In the Same Breath” es cine documental en su más alta expresión. Una obra maestra en la que Nanfu Wang (“One Child Nation”) explora los orígenes, el encubrimiento y consecuencias de la pandemia de COVID-19 apoyándose de una tremenda investigación periodísticas y dolorosos testimonios.

El 1 de enero de 2020, tras las celebraciones del año nuevo en China, una noticia pasó desapercibida en televisión. Ocho doctores fueron “castigados por esparcir rumores sobre una neumonía falsa”. Wang tomó esta noticia como base para explorar la manera en cómo el gobierno encubrió la letal propagación del virus y cómo, más tarde, Estados Unidos cometió errores similares, derivando en una ola de muertes. Una de las acusaciones más fuertes (y convincentes) del documental es que las cifras del gobierno chino fueron una mentira; la cantidad real de víctimas es diez veces más grande que las reportadas por autoridades. Y claro, esto es acompañado por datos y testimonios concisos.

Durante la primera mitad de “In the Same Breath” y con apoyo de periodistas independientes, Wang nos muestra el caos que la pandemia creó en China. Similar a “76 Days” de Hao Wu, aquí vemos hospitales llenos y doctores trabajando exhaustivamente para contener la situación, pero también escuchamos a familiares de víctimas describiendo su triste travesía en búsqueda de atención médica y encontramos indicadores del encubrimiento mediático. Además de darnos una pintura del sufrimiento humano, aquí observamos el temor del pueblo por alzar la voz y los esfuerzos propagandísticos de autoridades para mantener una fachada de tranquilidad con el objetivo de no verse débil frente a otras potencias mundiales. 

Con ayuda de inquietante pietaje de una clínica cercana al mercado de Huanan (zona cero del COVID-19), Wang demuestra la rápida alza de casos infecciosos en diciembre de 2019. ¿Por qué el gobierno tardó tanto en atender la situación? El filme intenta responder esta pregunta a través de un estudio del autoritarismo y los estragos de la desinformación mediática, llegando eventualmente a la aterradora demostración de cómo el gobierno utilizó su manejo de la situación para alabar su propio sistema político y seguir convenciendo al pueblo de su superioridad.

Antes de convertirse en una renombrada cineasta en Estados Unidos, Wang creció en China creyendo en la propaganda comunista. Su entendimiento de los dos sistemas, así como sus testimonios personales le dan un enorme valor agregado al documental. Wang relaciona sus creencias y escepticismos con la reacción estadounidense ante el aislamiento. Como muchas personas, Wang compró la falsa idea de Estados Unidos como una nación poderosa con la capacidad de tratar efectivamente una pandemia global. 

Wang crea un balance entre datos periodísticos e historias humanas. Sin perder vista de uno solo de sus hilos narrativos, “In the Same Breath” voltea hacia Estados Unidos para exhibir la prepotencia gubernamental y la manera en cómo “expertos” fallaron en responder ante las evidentes señales del desastre que se avecinaba. A través de entrevistas con enfermeras y enfermeros, el documental expone la carencia de información y protocolos en hospitales estadounidenses. También crea paralelismos. Al igual que en China, personal médico fue castigado por expresar preocupación sobre los peligros de la inminente pandemia.

El factor humano nunca se deja de lado y Wang nos muestra los efectos del trauma que han vivido víctimas y el personal médico. Doctores y doctoras describen escenas infernales, uno de ellos explica cómo vio morir a tres personas en un mismo día y otros más se llenan repentinamente de lágrimas al intentar hablar sobre sus experiencias personales. Son devastadores testimonios del dolor de guerreros y guerreras… un dolor derivado directamente de la arrogancia de autoridades inútiles. No importa el lenguaje, geografía o nacionalidad, el documental deja en claro que las personas con poder son el peligro más grande que hay para la humanidad.

“In the Same Breath” es una extraordinaria y convincente investigación periodística de cómo un gobierno fue capaz de encubrir una tragedia y exitosamente utilizarla como una herramienta para encumbrar su sistema político. Un documental urgente, creado con destreza y claridad para combatir la desinformación y reflexionar sobre lo fracturadas que están las relaciones humanas.

“In the Same Breath” tuvo su estreno en el Festival de Cine de Sundance 2021.