El cine de Zack Snyder siempre ha dividido opiniones. Su obsesión con la estética, historias enredadas y la solemnidad de sus cintas le han ganado tantos fans como detractores: donde unos ven obras visualmente absorbentes, otros ven un exceso de forma sobre un fondo problemático. Ahora llega a Netflix la primera parte de su nueva ópera espacial: Rebel Moon (Parte uno): La niña del fuego, un trabajo que Snyder tenía en mente desde la universidad, el cual cuenta con todas los atributos que lo han definido como director.

Kora (Sofia Boutella) es una rebelde que ha sido acogida por un pacífico pueblo de granjeros en un planeta ignorado por el voraz y despiadado imperio espacial. Cuando las fuerzas de éste amenazan a la tranquila colonia, ella se marcha junto con un hombre de la comunidad llamado Gunnar (Michiel Huisman) a reclutar guerreros para su causa y salvar a su gente.

Quienes no gusten del cine de Snyder probablemente no se conviertan en fans tras ver esta película. Para bien o para mal, esta entrega cuenta con todos los rasgos característicos del director tanto en estética como en temática: exceso de slow motions, una trama sobrecargada con poco tiempo para respirar, una glorificación a personajes atléticos y una historia que se toma muy en serio a sí misma. La atiborrada mitología es introducida de forma rápida por una narración en los primeros minutos y arranca de lleno con personajes ya definidos, lo cual exige bastante atención del espectador y confía mucho en su capacidad de retención. Incluso cuando a lo largo de la aventura se profundiza en las rivalidades y conflictos históricos, es un poco difícil seguirle el hilo.

Si lo mencionado anteriormente es lo tuyo, probablemente la disfrutes. Con un sonido impresionante y secuencias abrumadoras, el viaje épico de Kora tiene muchísimos elementos: un hipogrifo majestuoso, una batalla de estilo samurai con una araña antropomorfa, una pelea en un bar (clara referencia a Star Wars), grandes paisajes de ciudades y pueblos espaciales. Cada uno de los rebeldes es presentado con su propia secuencia de acción que nos revela algo de su personalidad: a falta de tiempo para explorarlo a detalle, su estilo de pelea y motivaciones son explicados a través de los retos a los cuales se ven expuestos, sobre todo la impresionante introducción de Némesis, interpretada con un aura enigmática por Bae Doona (Next Sohee).

Aun con toda esta epicidad, Rebel Moon definitivamente se beneficiaría de un corte extendido (según el propio Snyder éste saldrá más adelante), pues su estructura viñeteada y exceso de personajes hace que no profundicemos en ellos. Si bien su presentación y la de sus planetas es interesante, el director nos dice muy poco sobre los héroes en su esfuerzo por mantener su tono solemne y heroíco. Una hora más de material permitiría encariñarse con ellos más allá de su apariencia y habilidades espectaculares.

Aquellos familiarizados con Siete samuráis, filme de Akira Kurosawa y una de las principales inspiraciones de la película de Snyder, también encontrarán que el director toma prestado muchísimo, al punto de parecer más una imitación en lugar de un homenaje, casi una adaptación libre pero en el espacio. La premisa es la misma: un pueblo acosado por bandidos que les roban su cosecha sale en búsqueda de un grupo de samuráis antes del regreso de los maleantes en la siguiente temporada. Si cambiamos “bandidos” por “imperio galáctico” tenemos una sinopsis muy fiel de la película. Sin embargo, mientras la cinta japonesa dedicaba solo una de sus tres horas reunir al grupo y los iba integrando con interacciones cotidianas para conocerlos a detalle, esta aventura espacial abarca tantos planetas y secuencias de acción que este paso le toma más de dos horas y no da tiempo a los héroes de convivir. Si la segunda parte tendrá las mismas similitudes que el resto de la obra del genio japonés es un misterio, pero todo apunta hacia un camino similar.

Por otro lado, hay un discurso interesante sobre quiénes son los que luchan contra un sistema opresor y consumista: salvo dos integrantes, el resto del grupo son personajes racializados. Esta crítica al capitalismo voraz y su despiadado tratamiento de los recursos está integrada de forma orgánica con una trama épica y entretenida. Incluso el personaje de Charlie Hunnam (The Gentlemen), una especie antihéroe bonachón al estilo de Han Solo, tiene un giro que apoya este mensaje.

Esto no significa que la película carezca de algunos aspectos problemáticos propios del director. Ya en Sucker Punch se vio cómo Snyder trató de criticar la sexualización de las mujeres, pero a la vez las revictimizaba e hipersexualizaba, en gran parte debido a su obsesión con hacer todo visualmente atractivo. En 300 esta fijación con los cuerpos atléticos fue llevada a tal extremo que tuvo resultados racistas y capacitistas: un personaje con deformidades era enmarcado como alguien repugnante moralmente, las mujeres persas son reducidas a objetos sexuales y los hombres a entidades desechables, y Xerxes tiene claras connotaciones homosexuales. En Rebel Moon (Parte uno) este patrón continúa: la fortaleza física se sigue relacionando con personajes moralmente buenos, hay villanos cuya degeneración es mostrada a través de apetitos sexuales alejados de la heteronorma, y las niñas blancas y rubias son sinónimo de inocencia pura (una de ellas casi es víctima de violación).

¿Es Rebel Moon (Parte uno): La niña del fuego el magnum opus de Zack Snyder? Como su título lo indica, eso se verá cuando podamos completar la historia con la segunda parte en abril. Lo que tenemos en este momento son varios cabos sueltos y algunos personajes prometedores pero cuyo potencial no ha sido explotado. Sin embargo, es una entrega con un arco claro: introducirnos a este mundo y banda de rebeldes para la gran batalla por venir. Todavía falta ver si las respuestas son del todo satisfactorias a una escala general, pero por sí sola es todo lo que fans de películas de Snyder como Justice League o Batman v Superman pueden esperar.

“Rebel Moon (Parte uno): La niña del fuego” llega a Netflix el 21 de diciembre.