La cobertura mediática de tragedias y conflictos bélicos rara vez se toma el tiempo de hablar de las víctimas animales, seres vivos inocentes que pierden sus vidas por quedar atrapados en medio del irracional odio humano. Esta también es su Tierra, y su vida, contrario a lo que el discurso especista del planeta y los medios de comunicación sugieren, es tan valiosa como la de cualquier ser humano. Es por ello que se agradece la existencia de un filme como Searching for Nika que enaltece la vida animal y le rinde tributo a los valientes humanos que luchan por preservarla en medio de una situación de indescriptible terror.

Cuando Rusia invadió Ucrania, los padres del director Stanislav Kapralov huyeron con su amada perrita Nika en el carro, quien aterrada por el sonido de las bombas saltó por la ventana y huyó. Kapralov decide regresar a Kiev para buscar a Nika y en el camino se topa con voluntarixs, activistas y veterinarixs que están arriesgando sus vidas para salvar a los animales abandonados o heridos por la guerra.

Narrado por el propio Kapralov, podríamos decir que el documental está dividido en segmentos de rescate. Cada ciudad y/o encuentro nos lleva a explorar una historia distinta de la tragedia animal que se vive en Ucrania. Al llegar al refugio “Sirius”, por ejemplo, vemos a decenas de perros ladrando y corriendo en círculos, muy alterados por lo que ocurrió en los alrededores; su fundadora Olexandra describe el miedo que todo mundo, animal y humano, sintió durante el paso de las tropas y su preocupación por la falta de comida para todos los perros.

En Irpin seguimos al rescatista Alex mientras irrumpe en departamentos para ayudar a gatos abandonados por sus dueños: algunos siguen vivos y otros murieron de hambre, solos. Este segmento bien podría resumir la dualidad de Seraching for Nika, pues por un lado vemos la indiferencia humana ante la vida animal y la esperanzadora actitud de algunos que hacen todo lo posible por salvar sus vidas. 

En más de una ocasión escuchamos cómo se quiebra la voz de voluntarixs o veterinarixs mientras intentan hacer sentido de lo que atravesaron los animales. En los restos de un zoológico, un devastado veterinario describe cómo soldados borrachos irrumpían aleatoriamente en la granja para dispararle a las avestruces y más tarde visitamos un enorme establo que fue destrozado por las tropas: pocos caballos sobrevivieron la masacre, la mayoría murió quemado vivo o ahogado; uno de los encargados, Yurii, va nombrando a los caballos mientras recorre los restos de sus cadáveres, algunos casi convertidos en carbón. ¿Cómo puede haber tanta crueldad en el mundo? ¿Cómo es posible que tratemos así a otros seres vivos? “De verdad no sé qué estaban pensando esos soldados, qué estaba en su cabeza, qué estaba en sus corazones, si es que los tienen”, dice un incrédulo Yurii.

Esta desesperanza no se apodera del filme, pues es balanceada de manera natural por la valiente labor de los personajes humanos. Una porción del filme es dedicada a seguir el rescate de una leona y más tarde Kapralov ayuda en la evacuación de un Ecoparque que en cualquier momento será bomardeado; algunos animales ni siquiera han sido completamente sedados pero no hay tiempo que perder.

La compacta edición se mueve de una misión de rescate a otra de manera ágil, utilizando la voz guía de Kapralov para llenar los hoyos. En algunos segmentos se alterna pietaje de los santuarios o refugios previo a la invasión con pietaje de la gris y trágica actualidad para aterrizar el punto de que aquí se perdieron vidas valiosas. Las tomas, además de dejar en claro la destrucción física, intenta enfocarse en los ojos de los animales, para recordarnos que ahí hay algo que vale la pena salvar.

Kapralov entrega un importante testimonio de valor y animalismo que nos recuerda que el terror de la guerra también lo viven aquellos sin voz. Necesitamos más documentales como Searching for Nika porque para poder salvar nuestro planeta primero es necesario conscientizar sobre todos los seres vivos que también lo habitan: todo lo que respira tiene derecho a la vida. 

“Searching for Nika” tuvo su premiere norteamericana en DOC NYC 2023. Puedes conocer más acerca del filme y organizaciones de rescate oficial en searchingfornika.com.