Todd Haynes no es ajeno al melodrama. En sus películas Far from Heaven y Carol usó el género para explorar relaciones prohibidas por los prejuicios de la sociedad. Sus personajes eran víctimas de un mundo racista y homofóbico que mantenía alejadas a dos personas que se amaban. Pero, ¿qué pasa cuando la situación es al revés? ¿Cuando el romance prohibido realmente tiene una razón de ser repudiado, pero todos se hacen de la vista gorda? El director trata de responder esa pregunta en Secretos de un escándalo (o May December), otro excelente ejemplo del género con un inteligente giro metanarrativo.

Más de 20 años después de que el escandaloso romance entre una mujer adulta, Gracie (Julianne Moore), y un adolescente de 13 años, Joe (Charles Melton), sacudiera a la nación, una actriz (Natalie Portman) que va a interpretar a Gracie en una película pasa unos días con la ahora ya casada pareja para conocerla mejor, pero su presencia despierta viejos recuerdos y heridas.

Haynes, junto a la guionista Samy Burch, construyen una telenovelesca historia llena de intriga, sensualidad y tensión, acompañada de un apropiadamente abrumador score. El personaje de Portman sirve para enmarcar en un contexto digerible lo que de otra forma sería un tema muy crudo y fuerte. Ver el escándalo a la distancia nos permite analizar la situación de forma más llevadera y dejarnos envolver por el tono melodramático de la cinta.

La forma también ayuda a esto: además de la ya mencionada música, la fotografía de Christopher Blauvelt es fundamental. Con textura granulada que recuerda al pasado, zooms megradramáticos y largas tomas que rayan en lo intrusivo, la cámara de Blauvelt recuerda constantemente al espectador que está viendo una película: los personajes están actuando para ocultar sus secretos y no ser descubiertos. Los zooms en particular tienen en algunas ocasiones un efecto humorístico intencional que ayuda a aligerar la tensión de la historia en el momento justo.

Natalie Portman (Thor: Amor y trueno) y Julianne Moore (Sharper) forman excelentes rivales en una lucha de poder por descubrir y ocultar información. En su cuarta colaboración con Todd Haynes, Moore nos da un papel enigmático, una mujer que quiere olvidar el pasado, pero no por culpa o remordimiento, sino por los horribles recuerdos que le trae. Moore en todo momento nos mantiene a distancia de este personaje, ¿es una mujer confundida? ¿Es un monstruo? ¿Qué la llevó a cometer semejantes acciones?

Portman, por su parte, es igual de elusiva pero en otro nivel: sus intenciones con la familia nunca son del todo claras y es difícil distinguir cuándo su personaje está actuando o cuándo su interés es genuino. Su obsesión con Gracie es el motivo de mucho del suspenso que se siente, pues nos hace sentir como que estamos presenciando algo íntimo y prohibido. Una escena en particular en la que el personaje intenta recrear lo que sintió Gracie en una tienda de mascotas es tan perturbadora como fascinante, y Portman se entrega por completo a lo que en otras manos podría ser una secuencia ridícula.

Sin embargo, quien se roba el show es Charles Melton (Riverdale), quien captura con brillantez la inmadurez emocional de alguien cuya adolescencia fue interrumpida. Melton hace de Joe un hombre vulnerable, con un profundo amor por su esposa y sus hijos, pero que nunca llegó a crecer del todo. El peso de los secretos, las culpas y las dudas se transmiten en cada una de sus acciones de formas sutiles, justo como alguien que no sabe expresar lo que siente pero se muere por decirlo. Una discusión cerca del final de la película en la que todo lo que ha construido llega a su clímax es muy conmovedora justo por el personaje que ha construido Melton hasta ese momento.

Con Secretos de un escándalo, Haynes nos trae un gran melodrama en el cual pone al espectador en un área moralmente gris y lo invita a observar cuan paparazzi de tabloide el desarrollo de esta incómoda historia. Su trío de excelentes actuaciones y maestría de la técnica nos ofrecen un adictivo misterio del cual querrás descubrir todo secreto.

“Secretos de un escándalo” o “May December” formó parte del Festival Internacional de Cine de Morelia 2023.