Wallace and Gromit: Vengeance Most Fowl es el título oficial de la nueva cinta protagonizada por los icónicos personajes de Aardman Animations, según el reciente avance liberado en línea por Netflix, mismo que también promete el regreso de una icónica figura de su pasado: Feathers McGraw. Pero, ¿quién es exactamente este antagonista?

Dirigida por Nick Park, en Vengeance Most Fowl seguimos a un Gromit preocupado por la creciente dependencia de Wallace a la tecnología; la más reciente creación del inventor amante del queso es un gnomo de jardín inteligente que termina desarrollando una mente propia. A medida que todo se sale de control, Gromit debe armarse de valor y luchar contra una misteriosa figura de su pasado que regresa sedienta de venganza, pero, de fallar en su misión,  Wallace posiblemente no sea capaz de inventar algo nunca más.

Para satisfacción de los fanáticos, el artífice detrás de toda la conspiración en la que se verán envueltos Wallace y Gromit es el famoso pingüino criminal Feathers McGraw. Si no ubicas a este villano, aquí te contamos sobre su pasado e importancia. 

Los pantalones equivocados

Wallace y Gromit nacieron de la mente de Nick Park, director y animador para Aardman Animations, quien los concibió como un proyecto universitario. Al llegar al estudio, comenzó a trabajar en un cortometraje protagonizado por sus personajes. En 1989 estrenó Un día de campo en la Luna y obtuvo una nominación al Oscar a Mejor Cortometraje Animado en la ceremonia celebrada en 1991. Dos años después, en 1993, llegaría la segunda historia protagonizada por Wallace y Gromit: Los pantalones equivocados.

En este segundo cortometraje (que eventualmente ganó el Oscar), Wallace se encuentra celebrando el cumpleaños de Gromit, a quien le regala unos pantalones robóticos automáticos para que se pasee solo, sin embargo, debido al alto costo del regalo, ambos personajes se ven en la necesidad de rentar una de las habitaciones de su casa para tener un ingreso extra. A su puerta llega un pequeño y silencioso pingüino, (cuyo nombre Feathers McGraw es revelado al final del filme), quien lentamente comienza a reemplazar a Gromit hasta obligarlo a abandonar su hogar; para desgracia de nuestros héroes, el inocente pingüino resulta ser una mente maestra criminal.

Luego de forzar a Gromit a dejar la casa, el pingüino engaña a Wallace para que este se ponga los pantalones metálicos. Poco después, Gromit descubre la identidad del pingüino gracias a un cartel en el que se ofrece una recompensa por su captura.

Uno de los elementos más destacables del cortometraje es el estilo silente de Park, pues todo queda absolutamente en manos de las imágenes y el sonido: a partir del descubrimiento de Gromit la historia toma un giro bastante siniestro: los espacios se reducen, se acrecenta la presencia de una cámara en POV simulando la mirada del perro y el alegre score de Julian Nott adquiere tintes más tétricos, elementos que de inmediato recuerdan a las obras maestras de Alfred Hitchcock; los encuadres y la composición nos obligan a prestarle toda nuestra atención al villano y definitivamente esa mirada de ojos negros se convierte en algo aterrador.

El tercer acto es el más divertido: desde el robo al museo lleno de suspenso, y momentos que te dejan conteniendo la respiración, hasta la vertiginosa persecución en el tren de juguete a través de toda la casa de Wallace, todo está diseñado para demostrar la astucia de nuestros héroes y los niveles de villanía del pequeño pingüino. Tal vez la imagen más icónica del cortometraje sea ver a Feathers apuntándole a Gromit con una pistola, esto es sorpresivo, gracioso (uno no espera ver un pingüino cargando un arma) y también aterrador, pues es una señal de los niveles de maldad y violencia a los que es capaz de llegar el temible villano.

Otras apariciones de Feathers McGraw 

Al final, Wallace y Gromit consiguen capturar al pingüino y lo entregan a la policía, mismos que lo encierran en un zoológico prisión. Sin embargo, Los pantalones equivocados no sería la última aparición del temible villano. El adorable pingüino psicópata fue el enemigo a vencer en el videojuego de 2003 Wallace and Gromit Project Zoo; también ha contado con diversos cameos ocultos en cintas como Wallace y Gromit: La batalla de los vegetales, Shaun el cordero o más recientemente en Pollitos en fuga: El origen de los nuggets.

Feathers McGraw es un antagonista formidable: en tan solo 30 minutos logró separar al dúo de Wallace y Gromit, es un villano inteligente y calculador capaz de manipular a través de sus diferentes personalidades; también oculta un lado violento y salvaje que no duda en usar para salirse con la suya. Aún no estamos seguros de cómo pondrá en problemas a Wallace y Gromit, pero si algo nos deja ver el avance, son sus ansias de vengarse de quienes lo pusieron tras las rejas.

Todavía no tenemos una fecha de estreno oficial para Wallace and Gromit: Vengeance Most Fowl, pero sabemos que será en algún punto del invierno.