Este año la carrera al Oscar 2024 a Mejor Maquillaje y Peluquería parecería estar entre dos contendientes, ambas con prostéticos llamativos que transforman a actores famosos de forma elaborada. Sin embargo, ¿está realmente tan cerrada la contienda? 

Vamos a analizar la carrera, las 5 nominadas son:

  • Golda – Karen Hartley Thomas, Suzi Battersby y Ashra Kelly-Blue
  • Maestro – Kazu Hiro, Kay Georgiou y Lori McCoy-Bell (MUAHS)
  • Oppenheimer – Luisa Abel
  • Poor Things – Nadia Stacey, Mark Coulier y Josh Weston (BAFTA)
  • La sociedad de la nieve – Ana López-Puigcerver, David Martí y Montse Ribé

El equipo de Golda transformó a Hellen Mirren en la ex primera ministra israelí Golda Meier, la única mujer hasta la fecha en haber ocupado dicho cargo. Algunas de las técnicas que se usaron para lograr esto fueron lentes de contacto de color, una peluca y cejas hechas a la medida, bolsas de silicón debajo de los ojos, manchas de envejecimiento y prostéticos alrededor de la nariz, las mejillas y la mandíbula para capturar la apariencia característica de Meier. Todo esto tomaba alrededor de dos horas y media al día en colocarse. Estuvo pensado para ser liviano y así no afectar las expresiones faciales.

Otro nominado que igual recibió bastante cobertura por convertir a su protagonista en una conocida figura pública fue Maestro, en la cual Bradley Cooper interpreta a Leonard Bernstein a lo largo de varias etapas de su vida, entre ellas su complicado matrimonio con su esposa Felicia (interpretada por Carey Mulligan). Aunque se le ha dado mucha atención a la nariz prostética, hubo muchísimo más trabajo detrás. La evolución de Bernstein a lo largo de 5 décadas estuvo a cargo del ganador del Oscar Kazu Hiro (Bombshell). Se utilizaron prostéticos para cambiar la forma de las orejas y rejuvenecer el rostro de Cooper en las etapas más jóvenes del personaje, y al final se usaron en ojos, nariz, manos, hombros y labios para hacer creíble el envejecimiento. La preparación para estas últimas tomas fue de alrededor de 5 horas y tenía que estar listo antes de que todos llegaran al set, pues Cooper debía dirigir la película.

El trabajo no solo es sumamente convincente, sino que además está construido para permitirle al actor expresarse con fluidez e incluso elevar su actuación (por ejemplo, Hiro alteró las alas de la nariz para que la voz de Cooper sonara más como la de Bernstein). A través de escaneo en 3D el artista fue capaz de capturar con mayor exactitud cualquier cambio en el peso o apariencia del actor y reesculpir de nuevo las piezas inmediatamente para acomodarlas con precisión. En total, Hiro hizo alrededor de 137 piezas individuales. El trabajo de peluquería, a cargo de Lori McCoy-Bell, tuvo un proceso igual de riguroso para cada década con pelucas realistas y detalladas con distintos tonos de gris, grosor y volumen. Las de las etapas tempranas mezclaban el cabello de Cooper para darle más naturalismo, mientras que las finales se adhirieron a una calva falsa creada por Hiro.

El equipo de La sociedad de la nieve tenía el reto de recrear el deterioro de los sobrevivientes del famoso “Milagro de los Andes”, un esfuerzo tanto en cantidad (son muchos actores) como en meticulosidad, pues la apariencia de los personajes va empeorando conforme avanza la película. Esto implicó un gran trabajo de investigación para que las heridas y traumatismos fueran realistas, así como los cortes de cabello acorde a la época y el crecimiento de las barbas en condiciones de frío extremo. Se modificaron pómulos y orejas, se crearon heridas de forma detallada y hasta una pierna sintética (la que se revela en la escena del hospital) cuyos cabellos fueron insertados uno por uno. Es un trabajo titánico que no llama la atención sobre sí mismo y permite al público dejarse llevar por la historia.

Al ser grabada en IMAX y con varios primeros planos, Oppenheimer tenía la tarea de hacer el envejecimiento de los personajes a lo largo de varios años de tal forma que fuera imperceptible para la cámara. Hubo 73 personajes que hablan a cuadro, de los cuales 18 requirieron proceso de envejecimiento, algunos de ellos en distintos periodos de tiempo. Para comprobar que cada detalle no se viera falso a una gran escala, Luisa Abel usó gafas magnificadoras al momento de evaluar el trabajo.

Finalmente, una nominada al Oscar 2024 a Mejor Maquillaje y Peluquería que está en el terreno de la fantasía, Poor Things se encargó de deformar el rostro de Willem Dafoe mediante prostéticos que simulan las cicatrices provocadas por el padre de su personaje. Mediante varias piezas de silicona, el equipo se tomaba alrededor de tres horas en colocar todo. Sumado a esto, para el personaje de Emma Stone el equipo no usó pelucas, sino que aplicaron extensiones al cabello de la actriz y fueron aumentándolas conforme avanzaba la película. El estilo de peinado lacio y oscuro contrasta con los elaborados peinados de época de las mujeres a su alrededor. A diferencia de Dafoe, Stone casi no usa maquillaje hasta muy avanzada la película, pues el equipo quería mantener su piel tersa para expresar su desconocimiento del mundo.

Predicciones del Oscar 2024 a Mejor Maquillaje y Peluquería

Predicción final

Aunque tenemos varios trabajos notables, esta carrera realmente se encuentra entre Poor Things y Maestro, pues ambas cuentan con bastante reconocimiento.

Golda transforma a Mirren de forma convincente, pero se trata de solo un personaje en un periodo de tiempo muy específico: comparada con otros ejercicios similares en la categoría, no resalta mucho. Además, es la única nominación de una película sin muy buenas críticas, lo cual la pone en desventaja frente a sus competidoras, que tienen otras menciones (tres de ellas en Mejor Película).

Aunque Oppenheimer es la clara favorita a ganar la categoría reina (así como muchos premios más), en este rubro probablemente se tenga que conformar con la nominación. La sutileza de su maquillaje la convierte en una opción poco vistosa frente a las otras nominadas y la Academia es famosa por premiar los ejercicios más exagerados (la propia rama parece olvidarse de la parte de “peluquería” en sus nominaciones).

La sutileza también podría lastimar a La sociedad de la nieve: si bien es un trabajo extraordinario y meticuloso aplicado a muchos actores, su búsqueda de hiperrealismo hace que no llame atención sobre sí mismo. Esto es muy bueno para la visión de Bayona y la naturaleza inmersiva del filme, pero sí puede afectar sus chances de ganar al momento de las votaciones.

Poor Things viene fresca de ganar el BAFTA y ha recibido mucho amor, tanto por la Academia como por la crítica. La transformación de Dafoe es muy memorable y definitivamente le beneficia ser el único trabajo de la categoría con elementos fantásticos. Si la Academia decide darle algunos premios, este definitivamente podría ser uno de ellos.

Sin embargo, Maestro se ve como la opción clásica que premia la Academia: muchos prostéticos bastante evidentes y la transformación de alguien famoso en una persona real. La cinta ganó dos premios del sindicato de maquillistas (los MUAHS): Mejor Maquillaje de Época y Mejores Efectos Especiales de Maquillaje, este último fue el mismo que el año pasado ganó The Whale, quien luego repitió su victoria en los Oscar. Kazu Hiro ya ha ganado dos veces este premio por trabajos similares, y éste es el más elaborado hasta la fecha. Además, contrario a la opinión en internet, Maestro sí recibió bastante cariño por parte de los Oscar (7 nominaciones), quienes podrían decidir darle esta estatuilla si quieren reconocerla de alguna forma.

Debería ganar: La sociedad de la nieve

Va a ganar: Maestro

Ojo con: Poor Things

Debió haber estado nominada: Barbie