Después de un terrible bloqueo creativo mientras intentaba escribir un texto por el vigésimo aniversario de Eternal Sunshine of the Spotless Mind, la película del 2004 dirigida por Michel Gondry (Be Kind Rewind) y escrita por Charlie Kaufman (Orion and the Dark), y en una búsqueda desesperada por encontrar inspiración en algo más allá de videos y entrevistas relacionadas al filme, sucumbí al furor que estaba causando el más reciente álbum de Ariana Grande llamado Eternal Sunshine.

Empecé a escucharlo por su título, que me había estado saliendo por todas partes mientras buscaba info de la película, lo seguí escuchando porque empecé a encontrar conexiones con la trama de Eternal Sunshine of the Spotless Mind, mi mente pensaba en el personaje que se podía relacionar con cada pista así como lo que pensarían los personajes si pudieran stremear el álbum. Así nace este texto, por un bello accidente en donde descubrí esta relación entre una de las grandes películas de los dosmiles y el más reciente álbum de una de las grandes estrellas del pop de los últimos años. 

Aunque llamarle accidente podría sonar tonto porque el título del álbum es casi igual al de la película, me pareció interesante que si escuchas cada canción con la trama de Eternal Sunshine of the Spotless Mind en mente, realmente funciona y resulta ser una gran herramienta para repasar y analizar las situaciones de la película desde otra perspectiva. Eternal Sunshine es un álbum conceptual que no se queda en sólo estar inspirado en la estética de la película, pues como comenté antes, cada canción puede asociarse a un momento o a un personaje en particular del filme. En este texto te compartiré cómo relaciono las trece canciones de Eternal Sunshine con la película a la que hace honor su nombre. Espero que de alguna forma estas comparaciones te sirvan como una invitación para ver Eternal Sunshine of the Spotless Mind o que sea un apoyo para encontrarle más sentido a la película mientras disfrutas de las canciones del álbum de Ariana Grande en tu mente.

Como breve recordatorio: Eternal Sunshine of the Spotless Mind es un recorrido no lineal a través de los recuerdos de Joel Barish (Jim Carrey), un hombre tímido, retraído y solitario que acaba de enterarse que su exnovia, Clementine Kruczynski (Kate Winslet), se realizó un procedimiento para olvidarse totalmente de él y de la relación complicada en la que estaban. A través del viaje fantástico y doloroso por la memoria de Joel, la película desafía la idea de que el olvido es la solución para cualquier mal y reflexiona en la posibilidad de cambiar gracias a la reconciliación con el pasado. 

La película empieza en el final y termina en el inicio ¿o no? Eternal Sunshine, el álbum, juega un poco con eso, es como el ciclo que se repite una y otra vez. Inicias en el punto A de tu relación pero ¿cómo sabes que no habías estado antes en ese punto A? Me gusta verlo de esta manera, sabiendo que en la película todo lo que vemos podría ser una repetición interminable. 

Con todo lo anterior en mente, empecemos a comparar, analizar y relacionar Eternal Sunshine of the Spotless Mind con Eternal Sunshine. Dividí el álbum en cuatro playlist nombradas como algún diálogo de la película, para así dejar algunos puntos más claros. 

A new life awaiting you… 

  • 1. Intro (end of the world)
  • 4. Saturn returns interlude
  • 5. eternal sunshine
  • 7. true story
  • 10. we cant be friends (wait for your love)

I’m erasing you and i’m happy (you did it to me first ☹️)

  • 2. Bye
  • 5. Eternal Sunshine
  • 10. we can’t be friends (wait for your love)

This is it, Joel. It’s gonna be gone soon. 

  • 3. i don’t wanna break up again
  • 5. eternal sunshine
  • 10. we can’t be friends (wait for your love)
  • 11. i wish i hated you

Meet in Montauk (again)

  • 6. supernatural
  • 8. the boy is mine
  • 9. yes, and?
  • 12. imperfect for you
  • 13. ordinary things (feat Nonna)

El álbum abre con Intro (end of the world), en donde Ariana se hace muchas preguntas: 

¿Estaré en la relación correcta? ¿de verdad nuestro amor durará incluso cuando el sol deje de brillar? ¿Si el mundo se termina mañana sería yo lo que esté en tu mente?

Esta canción yo la veo desde la perspectiva de Clementine. Sabemos que fue ella la que decidió dar el paso de terminar la relación con Joel y además es la primera en realizar el proceso de borrado de memoria. Es claro que las dudas invadían a Clementine y, por lo que vemos en los recuerdos, Joel era alguien cerrado hacia sus emociones; cuando Clementine intentaba dialogar con él sobre lo mal que se sentía, siempre terminaba en una discusión o con él evitando cualquier conversación incómoda. Intro (end of the world) podría ser el diálogo interno que Clementine tenía cada noche cuando las cosas entre ella y Joel se ponían tensas. Por supuesto que esta canción pertenece a la playlist A new life awaiting you…  pues es el inicio de las dudas, lo que te lleva hacia Lunac, la compañía encargada de borrar la memoria. 

La canción número 2 es una confirmación del sentimiento de duda que se establece en el primer track: las cosas no están bien, hay que iniciar de nuevo (por favor). Bye, aunque el título parece ser bastante claro, es una canción importante al pensar en cómo se aplica para la relación de Clementine y Joel. Es claro que ambos carecían de herramientas para mantener una relación sana, tenían muchos traumas que superar pero Clementine, aunque no siempre sabía cómo hacerlo, al menos intentaba abrir las conversaciones difíciles que Joel terminaba cerrando porque le temía a la confrontación. Entonces, en esta canción Ariana se felicita por poder dar el paso de decir “hasta aquí”, reconoce que no fue ni será fácil decir adiós pero que al menos por fin lo hizo. Este es el (re)inicio de lo que se repite una y otra vez. 

Después de pensar en terminar lo interminable en la canción anterior, damos un pasito atrás. Así imagino que se sentía Clementine al decidir irse de la casa de Joel esa última noche cuando le puso fin a todo: con miedo de decir hasta nunca, al mismo tiempo con ganas de que la detengan pero con suficiente enojo como para ir y arrancar la bandita de una vez por todas. Por eso esta canción se gana su lugar en la playlist I’m erasing you and i’m happy (you did it to me first ☹️). En donde pongo canciones que quieren decir “Yei. Te estoy borrando, aunque me duele, quiero borrarte, pero si quieres que no te borre avísame para regresar”.

Con don’t wanna break up again, se da cuenta del loop en el que está, una repetición que le gusta y que la lastima. Clementine se da cuenta de esto antes que Joel, por eso es la primera en borrarse la memoria. ¿Fue la mejor decisión? No. Esta canción lo dice claro, el romance complicado se tiene que terminar o seguiremos haciéndonos daño una y otra vez. En definitiva esta canción va a la playlist This is it, Joel. It’s gonna be gone soon. Una playlist sobre saber que el lugar en donde estás ya no te queda bien, en donde sabes que estás lastimando al otro y que te está lastimando a ti pero al mismo tiempo existe el miedo de irse, de estar solo pero te das el chance, consciente, de dar el paso hacia “un nuevo inicio”.

Después de tres canciones que hablan sobre el ir y venir, llega Saturn Returns Interlude, un interludio que es usado a manera de pausa, pues nos detiene un ratito para decir: es tiempo de despertar y decidir quién quieres ser. Aquí una vez más, ha ocurrido un borrado de memoria, el que se espera sea el último. Mi parte favorita de esta pista es la forma en que se conecta con la siguiente canción, es como el momento en que a Joel le borran la memoria y despierta en una nueva realidad en la que puede hacer las cosas diferentes, pero ¿cómo se puede hacer algo diferente si no recuerdas lo que antes hiciste mal?

eternal-sunshine-of-the-spotless-mind-01

Eternal Sunshine, la canción homónima del álbum y el track número cinco, contesta mi pregunta. Es hora de terminar el loop. Esta canción es el famoso “empezar de nuevo”. En ella, Ariana Grande canta sobre estar en una nueva relación, en donde se siente bien pero al mismo tiempo, aunque lo intenta, no puede olvidarse de todo lo que pudo haber sido con su ex. Creo que esta canción hace honor a su nombre pues gira alrededor de la nostalgia, de los “¿que hubiera pasado si?”. Está claro: la memoria no se puede borrar por decisión propia. 

Yo relaciono esta canción con la historia de Mary (Kirsten Dunst), un personaje secundario que termina siendo fundamental para la historia de Joel y Clementine, pues tras descubrir que a ella también le borraron la memoria para olvidar a Mierzwak, el doctor encargado del procedimiento de borrado de memoria, decide enviar a todos los que se han hecho el procedimiento un recordatorio de lo que quisieron olvidar. Aceptando que la mejor manera de procesar una ruptura es estando consciente de lo que pasó y no olvidando. Para ponerle fin a algo hay que enfrentarse a lo que pasó.

Según palabras de la misma Ariana Grande esta canción es la que une todo el álbum, lo que une la tristeza y la diversión. Así como Joel durante la secuencia de la última parte de la película, en donde está en la casa de playa recordando cuando conoció a Clementine, deseando haber hecho todo diferente pero aceptando que no se puede cambiar lo que ya pasó, aquí Ariana acepta su realidad, esperando que, como ella, su ex esté en otra página, sin olvidar lo que pasaron pero sin desear que estén de vuelta, nomás como un resplandor en su mente que siempre estará ahí sin necesidad de ser un lugar en el que vivan para siempre. Esta canción pertenece a la playlist This is it, Joel. It’s gonna be gone soon. 

Como habrás notado en este punto, escuchar el álbum es casi como si nos estuvieran haciendo el procedimiento a nosotros, lo mejor es que podrías escuchar el álbum en cualquier orden y aún así tendrían sentido, ningún proceso es lineal. 

La canción número seis, supernatural, es la primera canción en mi playlist Meet in Montauk (again). Todas las canciones en ella son canciones que hablan sobre lo buena que es la relación en la que está (o estaba) Ariana, sobre pensar que sólo existe una sola persona para ella. Tal como pensaban Clementine y Joel el uno del otro, por eso repetir el ciclo y regresar a Montauk una y otra vez parecía lo mejor. 

Las siguientes canciones: true story, the boy is mine y yes, and?, pueden encajar en la narrativa que hemos estado manejando hasta ahora, pero la realidad es que estas tres en particular caben más en canciones que van alrededor de la vida personal de Ariana Grande, aún así, incluyo true story en la playlist A new life awaiting you… porque esta canción es otra que dice “hasta aquí, ya no quiero perder tiempo pensando en ti y en lo que pudo ser”. Las otras dos, the boy is mine y yes, and? son canciones divertidas pero peligrosas que nos regresan al loop. Son canciones sobre estar orgulloso de estar en donde estás porque lo estás disfrutando en el momento, por eso están en la playlist  Meet in Montauk (again). En este punto sabemos que hemos estado por mucho tiempo dentro de una repetición, tal como Joel reviviendo el recuerdo de la peor cena de San Valentín junto a Clementine, en donde de plano ya no se soportaban, ¿te imaginas tener que repetir el peor recuerdo que tengas una y otra vez con el beneficio de también revivir alguna buena noche? Tentador, pero no tanto.

La canción número diez es la famosísima (e increíblemente pegajosa) we can’t be friends (wait for your love). Esta canción está llena de dualidad. Por un lado habla de la decisión de terminarlo todo, sabiendo que no hay vuelta atrás ni para ser amigos y por el otro acepta que esperará a que se puedan amar de nuevo. Esta canción resume la dinámica de Clementine y Joel, algo muy bonito que no deja de estar lleno de nostalgia y de dolor. El video musical replica varias escenas de la película, lo que me parece maravilloso porque es una canción que, personalmente, escucharía durante la última secuencia de recuerdos que le aparecen a Joel justo antes de despertar con la mente borrada completamente de Clementine. we can’t be friends (wait for your love) va directo a la playlist This is it, Joel. It’s gonna be gone soon. 

Llegamos a las últimas tres canciones del álbum: i wish i hated you, imperfect for you y ordinary things. Un desenlace que me hizo sentir como al final de Eternal Sunshine of the Spotless Mind. Empezamos con i wish i hated you, canción con la cual Joel se daría cuenta que le es imposible odiar a Clementine, que aunque se realice el procedimiento las cosas por las que pasaron seguirán ahí, así como el amor que se tienen, y eso tampoco está tan mal. El amor se transforma y cada quien toma su propio camino, este debió ser el final ¿no? Te amo, sé que nos hacemos daño entonces cada quien se va por su lado, pero tampoco voy a hacer como que nada nunca pasó. Pero llega Imperfect for you a decir “bueno, nos hacemos mal, pero ¿que tiene? Intentemos una vez más, sólo nosotros sabemos cómo es esto”. Y cierra con Ordinary things, en donde parece que todo está tomando el ritmo que necesita tomar, todo vuelve a como debe ser, al final se escucha a la abuelita de Ariana dar un mensaje muy tierno en el que dice “Si no te sientes cómoda, estás en el lugar equivocado” y regresamos a la canción número uno (intro: end of the world) en dónde todo comienza otra vez. Un ciclo que no termina. 

En general, me gusta que Eternal Sunshine deja en claro que es necesario cortar el ciclo pero que no siempre es tan sencillo como suena. Ariana Grande capta el mensaje de Eternal Sunshine of the Spotless Mind y lo aplica a su propia vida. A pesar de haber sido estrenada hace veinte años, la película (y ahora también este álbum) es un recordatorio vigente sobre la importancia de ser paciente con nuestros corazones rotos. En estos tiempos en donde queremos que todo sea rápido, Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004) y Eternal Sunshine (2024) nos invitan a la introspección, al reconocimiento y reconciliación con nuestras versiones pasadas.