La mayoría de nosotros está familiarizado con la historia de Cenicienta: una chica pobre cuya madrastra y malvadas hermanastras hacen trabajar sin parar, hasta que una noche su hada madrina le concede el deseo de ir al baile real vestida de princesa, el príncipe se enamora de ella, la busca y viven felices para siempre. Hay varias historias que siguen ligeramente esta estructura (véase muchas de las telenovelas), un ejemplo perfecto de ello es Ascenso (o Upgraded), la nueva comedia romántica de la directora Carlson Young.

En este caso, la protagonista no es una sirvienta en desgracia, sino Ana (Camila Mendes), una becaria en una empresa dedicada a subastar obras de arte. La madrastra y las hermanastras son reemplazadas por una exigente jefa, Claire (Marisa Tomei), y sus dos insoportables asistentes (Rachel Matthews y Fola Evans-Akingbola). El maltrato de estas últimas antes de un vuelo a Londres hace que una empleada se apiade de ella y ascienda su boleto a primera clase. Allí conoce a William (Archie Renaux), un joven guapo y carismático al cual le miente: asegura ser una exitosa y joven directora de una compañía de arte. Solo es un desconocido, ¿acaso algo podría salir mal?

Este pequeño engaño es el punto de partida para una entretenida aunque predecible rom-com. Conforme pasa el tiempo en Londres la farsa de Ana se hace más insostenible al punto de poner en riesgo su trabajo y su situación con William. La película encuentra un buen balance entre los momentos románticos y la razón laboral por la cual Ana viajó a la capital británica: a diferencia de otras comedias de este tipo, sí vemos a nuestra heroína trabajar y discutir sobre arte, algo aparentemente insignificante pero que enseguida la convierte en alguien distinta a una protagonista genérica.

Siempre es divertido ver a Marisa Tomei (El arte de ser adulto) imitar un acento falso y exagerado. En lugar de llevar a su personaje por el camino de Miranda Priestly, esta jefa despiadada es mucho más accesible y buena onda. Sí, efectivamente romantiza el estereotipo del jefe duro que solo quiere sacar lo mejor de ti, pero bajo el tono ligero de la película y con ver a Tomei pasarla bien se le puede perdonar esto.

Camila Mendes (Revancha ya) es una buena protagonista: carismática, trabajadora, sencilla y apasionada por su trabajo. El guion de Ascenso inteligentemente no la convierte en una víctima inocente y perfecta tratada injustamente, sino que, además, muchos de los enredos en los cuales se mete son provocados por sus inseguridades y decisiones cuestionables, que Mendes nos hace creer de forma convincente. Además, tiene buena química con Renaux (La vida de Catherine), lo cual hace verosímil su romance en tan solo unos días

Sin embargo, si bien la película está por encima de las rom-coms televisivas, tampoco es por mucho. No hay una propuesta técnica interesada en hacer algo diferente o nuevo, ni un elemento narrativo distintivo (a diferencia de, por ejemplo, La probabilidad estadística del amor a primera vista).

Definitivamente Ascenso es un trabajo divertido y sencillo con más sustancia que el promedio de romances de streaming, un buen rato para pasar la tarde, pero es decepcionante que estar por sobre la media sea un logro en un género con tanto potencial.

“Ascenso” o “Upgraded” ya está disponible en Prime Video.

Imagen de portada cortesía de Amazon Studios.