Entre las nominadas al Oscar 2024 a Mejor Diseño de Vestuario tenemos una variada selección: tres dramas históricos, una fantasía steampunk victoriana y un mundo de juguete traído a la vida, con dos claras favoritas a ganar la estatuilla. Así que sin más preámbulo, vemos un poco más de ellas y analicemos el estado de la carrera.

Nominadas a Mejor Diseño de Vestuario 2024:

  • Barbie – Jacqueline Durran (CDG, CC)
  • Killers of the Flower Moon – Jacqueline West
  • Napoleon – Janty Yates y David Crossman
  • Oppenheimer – Ellen Mirojnick
  • Poor Things – Holly Waddington (CDG, BAFTA)

No se puede hablar de vestuarios en 2023 sin mencionar a Barbie, cuyos hermosos e ingeniosos atuendos iluminaron de rosa la pantalla grande. La dos veces ganadora del Oscar Jacqueline Durran se divirtió mucho con este concepto y trajo a la vida tanto vestuarios clásicos de la muñeca como nuevas propuestas construidas a la medida para este universo. Para la fiesta disco, por ejemplo, la vestuarista pidió a Mattel acceso a su archivo de atuendos blancos y dorados a lo largo de los años para recrearlos en las distintas muñecas, por lo cual esa fiesta es una especie de homenaje a la historia de Barbie.

También varias de las piezas están pensadas en cómo funciona el juguete: el vestido a cuadros del inicio con sus accesorios enormes y zapatos es de la misma tela que el traje de baño luego usado en la playa, el cual tiene sus propios accesorios y zapatos, todo como si fuera parte de una misma caja, como se venden estos vestidos en la vida real. Además, Durran le preguntó a cada actriz qué distinguía a su Barbie e implementó esto en el diseño de sus vestuarios. Es un gran trabajo tanto por su calidad como cantidad (cada Barbie y Ken cambian de ropa casi en cada escena), con mucha investigación, ingenio y meticulosidad detrás.

Jacqueline West trabajó muy de la mano de la consultora de vestuario Osage Julie O’Keefe para obtener el realismo necesario al momento de armar las vestimentas de Killers of the Flower Moon. Se trabajó con mucho cuidado para poder ser fiel a la historia: se usaron filmes y fotografías antiguas de los Osage para recrear las piezas, se trabajó con artesanos de la comunidad y se estudió a detalle cómo la ropa representaba las distintas tradiciones de este pueblo para alcanzar la autenticidad buscada por la película.

Realismo es algo que el equipo de Napoleon también quiso retratar, pero a una escala monumental, muy apropiada para un épico dirigido por Ridley Scott. La presión por alcanzar la exactitud necesaria era bastante grande, por ejemplo, la película cuenta con aproximadamente 4 mil uniformes, los cuales se mandaron a fabricar y cualquier error se vería en todas las piezas. Para los vestidos de Josephine todo lo visible fue cosido a mano, mientras que para los trajes usados por Joaquin Phoenix se obtuvo una apariencia realista sin recurrir a productos derivados de animales. Había grandes expectativas, pues mucha de la época está retratada en famosas obras de arte, y el equipo estuvo a la altura. La coronación de Napoleón fue recreada detalle a detalle, atuendo por atuendo, de la hermosa pintura de Jacques-Louis David, con piezas traídas de distintas partes del mundo, con meses de preparación para obtener el resultado esperado.

Uno de los looks más icónicos del año pasado fue el sombrero del protagonista de Oppenheimer, el cual fue todo un reto para Ellen Mirojnick, pues al no contar con nada más que fotografías tuvo que hacer pruebas con distintos tipos de materiales y fabricantes hasta que Baron Hats, sombrereros especialistas en Los Angeles, dio en el clavo con el diseño. El hecho de que este accesorio sea tan memorable no es coincidencia, ya que en sus notas el propio Nolan dejó la instrucción de que nadie más usara sombrero, un obstáculo para retratar una época llena de ellos. Además de esto, Mirojnick tuvo que encargarse de diseñar los casi 1000 vestuarios de la película, entre ellos los del personaje de Emily Blunt, cuyo descuido en su vestimenta es un reflejo de su caída en la depresión conforme avanza la historia. 

Poor Things mezcla el trabajo de época con la naturaleza fantasiosa de su historia. Si bien está ambientada en el periodo victoriano, sobre todo a finales del siglo XIX, Holly Waddington jugó mucho con texturas y colores fuera de lo común para lo usado en dicha época. El objetivo era mostrar la libertad del personaje de Bella Baxter, por lo cual muchas veces se la ve a medio vestir, sin que esto se vea incompleto, sino parte de su personalidad. La chica jamás usa corset y en algunas combinaciones sale en ropa interior que asemeja minifalda. 

Los numerosos cambios de vestuario a lo largo de la película, tanto para la protagonista como quienes la rodean, tienen como objetivo expresar su evolución o carácter. El vanidoso personaje de Mark Ruffalo, por ejemplo, usó alrededor de 15 trajes. Así como el resto de la cinta, los atuendos no aspiran a la sutileza, sino a lo pomposo y extravagante, como lo muestran los hombros gigantes o los colores saturados, sin importar si corresponden al periodo retratado.

Predicciones al Oscar 2024 a Mejor Diseño de Vestuario

Predicción final

La nominación de Oppenheimer muestra más el amor por la película que cualquier otra cosa. Si bien el sombrero es muy memorable, no tiene comparación en el resto de nominados en la categoría.

Killers of the Flower Moon hizo un trabajo de investigación loable, pero no ha recibido mucho reconocimiento fuera de las nominaciones. Napoleon es impresionante en este departamento, pero las críticas mixtas y el ser la única de la categoría en no estar a Mejor Película la deja en desventaja frente al resto.

Poor Things ganó recientemente el BAFTA, así como el premio del Sindicato de Vestuaristas en la categoría de Época. A la Academia le gusta premiar trabajos vistosos y fantasiosos como este, así lo han demostrado victorias sorpresa recientes como Fantastic Beasts o Wakanda Forever, lo cual la pone a la delantera.

Sin embargo, lo icónico de los atuendos de Barbie, que también ganó el Sindicato de Vestuaristas pero en la categoría de Ciencia Ficción o Fantasía, así como el Critics Choice, es algo difícil de ignorar, sobre todo cuando todo el tour de prensa de la película era prácticamente una campaña para este departamento. Además, en la Academia tal vez exista más pasión hacia la película de la muñeca en comparación con su contraparte británica (BAFTA), en donde Poor Things fue muy aclamada, aunque la verdad es una carrera muy cerrada.

Debería ganar: Barbie

Va a ganar: Barbie

Ojo con: Poor Things

Debió estar nominada: Guardians of the Galaxy Vol. 3