Tres películas de época y dos de fantasía compiten por el Oscar 2024 a Mejor Diseño de Producción, una categoría llena de talento y complicada de predecir.

Películas nominadas a Mejor Diseño de Producción 2024:

  • Barbie – Sarah Greenwood, Katie Spencer (CC, SDSA)
  • Killers of the Flower Moon – Jack Fisk, Adam Willis
  • Napoleon – Arthur Max, Elli Griff
  • Oppenheimer – Ruth De Jong, Claire Kaufman (ADG)
  • Poor Things – James Price, Shona Heath, Szusza Mihalek (BAFTA, SDSA, ADG)

La diseñadora de producción Sarah Greenwood y la decoradora de set Katie Spencer tuvieron la complicada tarea de crear Barbie Land, una utopía para mujeres en donde todo es de plástico y no existen elementos del mundo real como la electricidad y el agua. Greenwood, quien trabajó junto a Spencer en películas como Anna Karenina, Pride & Prejudice y Darkest Hour describió la tarea como una de las más “intelectualmente desafiantes” porque aquí no tenía referencias históricas para tomar como punto de partida y sus únicas guías eran las casas de muñeca de Barbie. 

Con el color rosa como tesis de la película, las artistas se basaron en la estética modernista que podrías encontrar en el Palm Springs de mitad de siglo y para ello tuvieron que superar diversos obstáculos, como es el no tener muros en las casas, la escasez de pintura fluorescente rosa que provocó la producción o el hacer que absolutamente todo se sintiera de juguete. Para lograr esto último, redujeron la escala de los cuartos un 23% y con ello, hicieron ver a los actores ligeramente sobredimensionados. 

Sin embargo, debemos mencionar que Greenwood y el equipo de marketing de Warner lideraron una campaña en la que aseguraban que Barbie fue anti-CGI y se enfocó en técnicas prácticas de vieja escuela, como “construir todo”. Esto es una mentira enorme y ofensiva hacia el tremendo trabajo que realizó el equipo de VFX, pues la película tiene más de 600 tomas digitales. Un ejemplo de esto es que se crearon miniaturas que el equipo de VFX capturó mediante fotogrametría para construir elementos 3D insertados en las tomas para mantener la sensación del mundo de juguete. Así que tache para el equipo de Barbie por ignorar la importancia del trabajo conjunto entre diseño de producción y efectos visuales.

El veterano Jack Fisk (tres veces nominado al Oscar) y ell prometedor Adam Willis trabajaron por primera vez con Martin Scorsese para recrear el Oklahoma de los años 20 en donde se desarrolla la historia de Killers of the Flower Moon. Fisk reutilizó estructuras en territorio Osage pero también construyó muchas de ellas, siempre trabajando de cerca con artistas Osage. Además, el experto en sets al aire libre tuvo que construir su propio Fairfax, el extenso pueblo en donde ocurrieron los trágicos hechos. Otro desafío importante fue la casa de Molly, lugar clave de la trama; Fisk investigó la historia de la mujer y utilizó la poca documentación como punto de referencia para crear una casa realista en relación a la época pero que también se ajustara a la historia y exigencias técnicas de la cámara.

Contrario a lo que la campaña de marketing promocionó, Napoleon utilizó muchísimos efectos visuales, y una prueba de ello es que el veterano Arthur Max tuvo la tarea de localizar edificos neoclásicos en Londres (lugar en donde se rodó la película) para que el equipo de VFX pudiera transformarlos en edificios franceses (que utilizaban ese tipo de arquitectura en aquella época). El decorador de set Elli Griff tuvo que vestir estas locaciones con muchísimos objetos traídos desde Francia para complementar el trabajo.

Para las escenas de batallas, los nominados al Oscar 2024 a Mejor Diseño de Producción se dieron a la tarea de buscar campos enlodados y la topografía perfecta para que miles de soldados digitales pudieran ser insertados en posproducción (solo tenían a 500 extras y la escena requería visualizar a cientos de miles de tropas). Además, Griff encabezó el diseño de todos los accesorios utilizados por los caballos. 

En Oppenheimer, Ruth De Jong y Claire Kaufman reconstruyeron Los Alamos en un enorme rancho en Nuevo México mediante una combinación de locaciones prácticas y sets (no pudieron usar la locación real porque sus exteriores ya son demasiado modernos); en su mente siempre estuvo el objetivo de tener vistas panorámicas sobrecogedoras por doquier para aterrizar la idea de que Robert Oppenheimer y su equipo tuvieron que trabajar en la mitad de la nada para sacar adelante el proyecto. Además, para reducir costos, De Jong tuvo la brillante idea de filmar escenas de exteriores en el rancho y las de interiores en lugares reales de Los Alamos.

Uno de los grandes obstáculos de la producción fue cuando perdieron la locación que iban a utilizar para las escenas de la Casa Blanca a unos cuantos días del rodaje. Ruth De Jong tuvo que actuar rápido: encontró un set de Oficina Oval previamente usado en la serie Veep, consiguió un estudio para montarlo y construyó todo en tan solo 5 días.

Finalmente, llegamos a una de las favoritas al Oscar 2024 a Mejor Diseño de Producción: Poor Things. James Price, Shona Heath (en su debut en un largometraje) y Szusza Mihalek crearon, desde cero, un mundo retrofuturista cuyo diseño evoluciona junto a Bella: cada ciudad a la que llega nuestra protagonista cambia de look de acuerdo a su creciente conciencia del mundo. Utilizaron miniaturas, fondos pintados y enormes sets cuya construcción duró 16 semanas en Londres y 20 semanas en Budapest.

set-decorators-society-awards-2024-sdsa-poor-things
“Poor Things” | Cortesía de Disney

Para crear la casa de God, el equipo unió estéticas arquitectónicas para emular los experimentos de unión de creaturas (como el pato-cabra) del científico. El decorado de Lisboa utilizó un telón de 50 metros de largo pintado a mano y su diseño fue el resultado de combinar arquitectura modernista con medieval; la ciudad luce como la fantasía de una niña para reflejar lo que está viviendo Bella en esta, su primera aventura fuera de casa. Para el burdel en París, diseñaron un edificio barroco decorado con ventanas fálicas y estructurado como una jaula para pájaros.

Para las tomas panorámicas del barco, los artistas utilizaron una miniatura de 3 metros rodeada por humo real y pantallas LED (utilizadas para los coloridos cielos), mientras que los cuartos dentro de la embracación fueron creados con ayuda de ilusiones ópticas para hacerlos ver más grande de lo que en verdad eran.

Predicciones al Oscar 2024 a Mejor Diseño de Producción

Predicción final

Creo que ya quedó claro que hay muchísima calidad entre las nominadas de este año, pero todo indica que solo dos de ellas están en la pela por ganar la estatuilla.

No podemos descartar a Oppenheimer simplemente porque todo el mundo la amó y está destinada a ganar muchos premios Oscar, sin embargo es altamente probable que un diseño de producción menos tradicional se llevará el premio.

Sarah Greenwood y Katie Spencer han sido nominadas siete veces al Oscar, pero nunca han ganado. Tal vez su mágica labor en Barbie las lleve, finalmente, a la línea de meta. La campaña de marketing se enfocó en el diseño de producción de la película, mismo que es creativo, divertido (las fogatas son increíbles) e inolvidable. Sin embargo, he visto a mucha gente repitiendo la idea de que simplemente replicaron casas de muñecas existentes, una mentira total que probablemente se tragaron muchos votantes.

Barbie arrancó ganando el Critics Choice, pero la campaña de la película comenzó a perder vapor al mismo tiempo que la de Poor Things crecía exponencialmente. Ambas películas compitieron en la misma categoría (Fantasía) por el premio del Sindicato de Dirección de Arte (ADG), mismo que obtuvo Poor Things. Luego, ambas ganaron el SDSA (Sindicato de Decoración de Set) en categorías separadas (Poor Things en Época y Barbie en Fantasía). Finalmente, Poor Things se impuso en los BAFTA, pero ¿qué tanto nos indica esa victoria? Después de todo, es claro que a los británicos no les gustó Barbie (cinco nominaciones, cero victorias), pero les encantó Poor Things (11 nominaciones, 5 victorias). Las cosas podrían ser diferentes en la Academia.

Creo que Poor Things se llevará el Oscar 2024 a Mejor Diseño de Producción por su espectacularidad y rebostante creatividad. Si bien Barbie es memorable, Poor Things te sorprende todo el tiempo y sus diseños evolucionan con la protagonista; la ciudad de Lisboa te quita el aliento y las distintas locuras arquitectónicas se conjugan a la perfección con la historia. Es un trabajo hermoso a la vista, innovador y que le sirve a la historia.

Debería ganar: Poor Things – James Price, Shona Heath, Szusza Mihalek

Va a ganar: Poor Things – James Price, Shona Heath, Szusza Mihalek

Ojo con: Barbie – Sarah Greenwood, Katie Spencer

Debería estar nominada: Guardians of the Galaxy Vol. 3 – Beth Mickle, Rosemary Brandenburg