El 21 de diciembre es el gran anuncio de finalistas al Oscar a Mejor Película Internacional 2024, una de las categorías más interesantes y que, además de año tras año regalarnos altísima calidad, es también una magnífica oportunidad para descubrir cinestas y películas inéditas de todo el mundo, así como aprender sobre otras culturas y problemas sociales.

Un total de 88 países competirán por el Oscar Internacional 2024 pero solo 15 estarán entre las finalistas. Lamentablemente, la gran mayoría de estas selecciones serán ignoradas por no tener distribuidora en Estados Unidos, por no haber estado en Cannes o Venecia, o peor aún, por no ser europeas. 

Como ya vimos en las nominaciones a los Globos de Oro, la industria suele inclinarse en demasía hacia el cine europeo. En los últimos 10 años, tan solo 19 de 50 nominadas al Oscar Internacional no han sido europeas, de esas 19 solo 4 han sido latinoamericanas (Una mujer fantástica, Roma, El abrazo de la serpiente y Argentina, 1985) y tan solo 2 han sido africanas, pero solo una de ellas fue de un país subsahariano (Mauritania, con Timbuktu). Son estadísticas deprimentes y la situación probablemente siga empeorando con los numerosos cambios de reglas que quitaron a un jurado “salvador” y que favorecen a las películas más visibles en competencia.

Pero para eso estamos aquí. En este artículo vamos a analizar el panorama previo al anuncio de finalistas internacionales y de paso darle luz a algunas de las mejores películas de la carrera que no han recibido la atención que merecen. Esta temporada logré ver casi la mitad de las selecciones internacionales y en La Estatuilla cubrimos, ya sea con una crítica o entrevista, 25 de estas películas. En este enlace encontrar la lista completa de selecciones internacionales con links a nuestra respectiva cobertura de algunas de ellas.

Y, nuevamente insisto, este artículo no es solo para realizar un análisis deportivo, sino también para alentarte a buscar y ver, dentro de tus posibilidades, algunas de estas joyas del séptimo arte que tal vez no lleguen lejos en la carrera al Oscar pero que merecen tu atención y tiempo.

Europa

Vamos a comenzar hablando de una polémica decisión que resultó ser benéfica para el espectáculo deportivo. Si Francia hubiera seleccionado Anatomy of a Fall de Justine Triet, ganadora de la Palma de Oro, la carrera ya estaría definida, pues la cinta ha estado recibiendo todo tipo de reconocimientos. Sin embargo, Francia desató la polémica y la vergonzosa ira competitiva de Triet al seleccionar The Taste of Things, cinta que le valió Mejor Dirección a Tran Anh Hung en Cannes y que, protagonizada por Juliette Binoche, sigue a una chef enamorada del gourmet para el que ha trabajado durante décadas. Actualmente tiene 85% en Rotten Tomatoes y ha gustado bastante fuera de su país natal; la Academia rara vez ignora al cine francés así que probablemente la veamos entre las finalistas.

Un vecino de Francia es favorito a la estatuilla. España viene fuerte este año con La sociedad de la nieve, la historia del equipo de rugby sobreviviente de un accidente aéreo en los Andes. Dirigida por J.A. Bayona (ya reconocido por la Academia por Lo imposible), rompió el récord de puntos al ganar el Premio de la Audiencia en San Sebastián, va a ser un éxito masivo en Netflix, ya está nominada a los Golden Globes y Critics Choice, e incluso figura en las categorías técnicas (es una de las 20 semifinalistas a Efectos Visuales). Ojo, que esta podría ser la All Quiet on the Western Front de la temporada.

la-sociedad-de-la-nieve-netflix
“La sociedad de la nieve” | Cortesía de Netflix

Para ganar el Oscar, Bayona deberá vencer a una de las películas mejor recibidas del año y la selección de Reino Unido: la escalofriante The Zone of Interest en donde Jonathan Glazer nos permite ver la banalidad del mal a través de la familia del comandante a cargo del campo de concentración de Auschwitz. Con Anatomy fuera, esta parece ser la favorita incluso para ganar el Oscar, pero no descartemos el poder emotivo de La sociedad de la nieve.

Otra que seguro veremos en la lista de finalistas es Fallen Leaves (Finlandia), la cómica y tierna cinta del maestro Aki Kaurismäki sobre dos personas solitarias que intentan conectar a pesar de los obstáculos laborales y sociales a su alrededor. 

Italia es el país con más victorias (14) en esta categoría y Io Capitano, historia sobre migrantes senegaleses intentando llegar a Europa, podría ser su boleto para, por lo menos, llegar de nuevo a las nominaciones; ganó Mejor Dirección y Actor Joven en Venecia, y fue nominada al Globo de Oro.

Cuidado con Alemania, uno de los países con más nominaciones (12) y reciente ganadora, porque The Teachers’ Lounge es excpecional. Esta historia sobre una profesora de secundaria que se ve involucrada en un torbellino de estrés y acusaciones, tiene 100% en Rottem Tomatoes, cuenta con una actuación magistral de Leonie Benesch y es inolvidable. A pesar de que no está haciendo mucho ruido, es distribuida por los maestros de las campañas de Oscar sigilosas: Sony Pictures Classics.

THE-TEACHERS-LOUNGE-Leonie-Benesch-2
“The Teacher’s Lounge” | Cortesía de THE PR FACTORY

También contendiente al Oscar a Mejor Documental, el devastador 20 Days in Mariupol de Mstyslav Chernov (ganador del Pulitzer) también luce muy fuerte. La selección de Ucrania es un doloroso testimonio de las atrocidades que ocurren en una guerra, puntualmente en la invasión de Rusia a Mariupol.

Dinamarca es otro de los países con más nominaciones (14) al Oscar a Mejor Película Internacional y el sexto país con más victorias (4) así que naturalmente ya tiene la atención de votantes. Este año tienen de nueva cuenta a una película comandada por Mads Mikkelsen como su representante: The Promised Land, historia sobre un soldado pobre que llega a tierras inhóspitas para intentar obtener riquezas.

El hermoso documental Smoke Sauna Sisterhood (Estonia), sobre mujeres compartiendo sus íntimas experiencias de vida en un sauna estonio, ha gustado mucho y la enorme ovación que recibió al ganar Mejor Documental en los EFA 2023 me hace pensar que votantes internacionales la podrían meter entre las finalistas. 

Islandia viene fuerte con una de las favoritas de la crítica: Godland, brutal filme épico sobre un sacerdote cuya fe es puesta a prueba durante su misión de construir una Iglesia en un lugar remoto de Islandia. Tal vez sea demasiado larga y abrumadora para votantes pero si de calidad hablamos, aquí hay mucha fortaleza. 

godland-elliott-crosset-hove

Sony Classics también distribuye Housekeeping for Beginners (Macedonia del Norte), ganadora del Queer Lion en Venecia 2023 que sigue a una mujer obligada a criar a la hija de su pareja; no la podemos descartar. El gobierno de ultraderecha de Polonia se rehusó a seleccionar Green Border de Agnieszka Holland, así que The Peasants, otra cinta distribuida por SPC, es su representante; esta película animada dirigida por el duo que nos trajo Loving, Vincent sigue la historia de una campesina obligada a casarse con un granjero rico. 

Slow (Lituania), historia sobre asexualidad, ganó Mejor Dirección en Sundance y ha gustado muchísimo; tal vez el sistema de voto le beneficie. Bulgaria tiene uno de los mejores thrillers y mejores actuaciones del año (Eli Skorcheva) en Blaga’s Lesson, la historia de una anciana cuyo compás moral se ve alterado tras perder todo su dinero en un fraude telefónico y ser víctima de edadismo al buscar trabajo; es tensa, moralmente fascinante y es imposible olvidar su final.

Radu Jude está de vuelta en la carrera con Do Not Expect Too Much From the End of the World (Rumania), una obra maestra que entiende exactamente cómo nos vamos a exinguir. Esta comedia seguramenta será demasiado rara y larga para votantes pero el tiempo le dará su lugar como un clásico del séptimo arte. Hablando de películas largas, Turquía (sí, ya sé que también podría entrar en Asia) puede meterse a las finalistas con la pretenciosa About Dry Grasses. Ganó Mejor Actriz en Cannes y su director Nuri Bilge Ceylan ya es popular en ciertos sectores de la industria.

do-not-expect-too-much-from-the-end-of-the-world-Ilinca-Manolache
“Do Not Expect Too Much From the End of the World” | Cortesía de MUBI

Vera (Austria) ha gustado bastante y su concepto que juega con el documental es muy llamativo. De mano del rapero Baloji, Omen (Bélgica) anuncia la llegada de una voz cautivadora al cine; su dirección utiliza realismo mágico para contar una historia sobre creencias y familia. Songs of Earth (Noruega), recorrido por un imponente y bellísimo valle noruego, podría apantallar a cinefotógrafos. A pesar de no tener distribuidor, Crocia (Traces), historia sobre una joven científica en crisis, ha logrado hacer un poco de ruido. 

The Last Ashes (Luxemburgo) es un thriller de venganza que recomiendo ampliamente a fans de Robert Eggers. Sweet Dreams (Países Bajos) tiene un destacado apartado audiovisual y fue premiada en Locarno pero tal vez sea demasiado extraña para la Academia. Nadie habla de Opponent, historia sobre un luchador iraní refugiado, pero Suecia es uno de los países predilectos de esta categoría así que no la descartemos. 

He escuchado buenas cosas de Photophobia (Eslovaquia) sobre dos niños que se esconden de la guerra en una estación del metro. Lo mismo va para In the Shadow of Beirut (Irlanda), documental sobre la realidad en dos barrios de Beirut. El concepto de Citizen Saint (Georgia) (un Santo crucificado revive) es muy llamativo pero su aletargada ejecución probablemente aleje a votantes. Four Souls of Coyotes (Hungría) es una de las opciones animadas pero no ha logrado hacer ruido. 

América

La maravillosa Tótem (México) de Lila Avilés es la gran esperanza latinoamericana y debería tener su lugar seguro entre las finalistas. Su historia sigue a una niña de 7 años a lo largo de un ajetreado día en el que su familia prepara una fiesta para su moribundo padre. Tótem es distribuida por Janus Films (Criterion), quienes llevaron a Drive My Car hasta la victoria hace 2 años y a EO hasta las nominaciones el año pasado. Además, ha ganado premios en más de una docena de festivales por todo el mundo, desde Hong Kong hasta Viña del Mar.

Argentina debería, por lo menos, ser finalista con Los delincuentes, una excepcional e impredecible película sobre libertad y capitalismo en donde seguimos a dos empleados de banco que deciden escapar de su trivial existencia mediante un pecuiar robo. MUBI ha puesto de su parte pero la crítica estadounidense no le ha dado visibilidad a esta joya.

los-delincuentes-mubi
“Los delincuentes” | Cortesía de MUBI

El cine de Chile está que arde y este año continúa su seguidilla de excelentes selecciones con Los colonos, un inteligente antiwestern sobre un capitán inglés, un mercenario estadounidense y un chileno mestizo que son enviados por José Menendez a exterminar a los indígenas de Tierra de Fuego. Es una película que gustó a la crítica y que podría atraer a votantes con su “estética western”.

Ganadora de Mejor Dirección, Actriz y Actor el año pasado en Locarno, Tengo sueños eléctricos es otra gran selección de Costa Rica en donde seguimos a una adolescente que anhela vivir con su padre, un bohemio explosivo e inútil.

El visitante (Bolivia) es un excelente drama sobre un viudo exconvicto que intenta recuperar a su hija de manos de sus suegros evangélicos; ganó Mejor Guion el año pasado en Tribeca pero no logró hacer ruido rumbo al Oscar. Colombia compite con Un varón, una destacada película sobre la criminalidad en el país y los tóxicos estereotipos machistas que permean.

Después de que Bacuaru fuera ignorada hace algunos años, Kleber Mendonça Filho buscará entrar a las finalistas con Retratos fantasmas (Brasil), un documental sobre Recife y su legado fílmico. Lamentablemente, este bonito filme probablemente sea demasiado local como para atraer la atención de votantes.

retratos-fantasmas
“Retratos fantasmas” | Cortesía de Festival Scope Pro

La sombra del sol (Venezuela), historia sobre un joven sordo que se inscribe a un concurso musical con su hermano mayor, es muy bonita y montó una pequeña campaña con ayuda de Cinema Tropical. La selección internacional con el mejor póster es La erección de Toribio Bardelli (Uruguay), una discreta comedia sobre una familia disfuncional que difícilmente recibirá votos. Canadá tiene en la carrera al premiado documental Rojek sobre los inicios y crecimiento de ISIS; su buena campaña de marketing podría ayudarla a dar la sorpresa. 

República Dominicana compite con Cuarencena, Panamá con el documental Tito, Margot y Yo y Paraguay con la secuela de acción Leal 2, Comando Yaguareté

Asia y Oceanía

Un tip: siempre ve las películas seleccionadas por Japón, pues generalmente son fenomenales. Este año no es la excepción: Perfect Days de Wim Wenders es una obra poética y minimalista sobre disfrutar la vida en donde el gran Kōji Yakusho ofrece una actuación de 5 estrellas como un conserje de baños públicos. Es distribuida por NEON y fue nominada al Critics Choice.

El consejo del párrafo anterior también aplica para Corea del Sur. Aunque los estadounidenses suelen ignorar el cine coreano que no es de un autor conocido (Bong Joon-ho o Park Chan-wook, por ejemplo), sus selecciones siempre son tremendas. Concrete Utopia merecería estar entre las finalistas: un thriller impredecible en donde un terremoto devasta Seúl y los residentes del único edificio en pie se unen para ahuyentar intrusos. Aunque periodistas y audiencias no han respondido como se debe, su campaña de marketing ha sido bastante buena.

concrete-utopia-sobrevivientes-después-del-terremoto-Lee-Byung-hun
“Concrete Utopia” | Cortesía de FICM

The Missing (Filipinas) no solo es una de las mejores selecciones internacionales, también es una de las mejores películas animadas del año. Su historia sigue a un joven sin boca que se enfrenta a viejos traumas y a un alien que intenta abducirlo. Aunque no tiene distribuidora ni un amplio presupuesto, su campaña de marketing en redes sociales ha sido excelente: tengo esperanzas de que llegue a los suficientes votantes. Tal vez la presencia de Dolly de Leon (Triangle of Sadness) le de un empujoncito.

La única representante océanica en la carrera es también una de las favoritas para ser finalista: Shadya (Australia) es distribuida por Sony Picture Classics, tiene 98% en RT y ganó el premio de la audiencia en Sundance. Sigue a una madre iraní y su hija de seis años, ambas refugiadas en un centro para mujers.

Hace un par de años Bután y su preciosa Lunana: A Yak in the Classroom fue la gran sorpresa de las nominaciones al Oscar. Para esta carrera, el director Pawo Choyning Dorji regresa con The Monk and the Gun (actualmente 100% en RT), historia sobre un estadounidense buscatesoros, un joven monje y democracia.

Jordania tiene una extraordinaria selección: Inshallah a Boy sigue a una mujer que, tras la muerte de su esposo, debe luchar contra las ridículas leyes patriarcales de herencia de Jordania que indican que su nefasto cuñado tiene derecho a quedarse con su propiedad. Un tremendo thriller que merece la nominación pero que no ha logrado hacer ruido.

insallah-a-boy-mouna-hawa
“Insallah A Boy” | Cortesía de THE PR FACTORY

Una de las pocas películas de género que buscarán el Oscar a Mejor Película Internacional 2024 es Tiger Stripes (Malasia), un divertido coming-of-age con toques de terror sobre una chica que, tras comenzar a menstruar, comienza a convertirse en tigre. City of Wind de Mongolia tuvo un destacado paso por festivales pero no ha logrado hacer ruido de este lado del charco.

Bye Bye Tiberias (Palestina), historia sobre una actiz y su familia que regresan a su casa en Palestina, ganó Mejor Documental en el Festival de Londres 2023 y podría meterse a las finalistas. El cine de Irán suele ser de gran calidad pero la censura del gobierno y el arresto de cineastas no pasarán desapercibidos por la Academia, por lo que nominar a The Night Guardian sería una bofetada a la industria entera.

Aunque es genial y divertida, Taiwán difícilmente será finalista con Marry My Dead Body, comedia sobre un policía homofóbico que es obligado a casarse con el fantasma de un chico gay. Tailandia suele tener selecciones destacadas pero Not Friends no parece tener mucha gasolina; tel vez debieron haber elegido el éxito viral Hunger.

Hanging Gardens (Irak) es un ingenioso drama cómico sobre las consecuencias de la ocupación gringa; sigue a un niño que comienza un “prostíbulo” con una muñeca inflable dejada atrás por las tropas. Indonesia tiene a Autobiography en la carrera, un sólido thriller sobre el joven asistente de un despiadado general que difícilmente llegará a las finalistas.

Hanging-Gardens
“Hanging Gardens” | Cortesía de THE PR FACTORY

India compite con una película de desastre: 2018, sobre las devastadoras inundaciones en Kerala, pero críticas de que es demasiado “comercial” y “cursi” no son buen augurio. A pesar de la enorme calidad fílmica que hay en China, ya sabemos que solo mandan propaganda y decepciones así que la cinta épica de acción The Wandering Earth 2 no estará en las finalistas.

Quiero dedicarle un espacio a A Light Never Goes Out, la selección de Hong Kong que fue misteriosamente descalificada (aparentemente un error burocrático). Es una hermosa y nostálgica historia de amor pero que también funciona como una crítica contra el control chino. Sigue a una viuda (Sylvia Change, tremenda) que intenta acabar la última obra de su fallecido esposo, un artista creador de signos de neón. 

Israel ni siquiera debería tener permitido participar porque están perpetrando un genocidio.

África

¿Volveremos a ver a una representante africana entre las nominadas al Oscar a Mejor Película Internacional? Four Daughters de Túnez parece ser la mejor apuesta: en este inventivo documental, Kaouther Ben Hania nos cuenta cómo es que desaparecieron dos de las cuatro hijas de una mujer llamada Olfa; para ello Ben Hania utilizó a tres actrices para recrear momentos clave en la vida de la familia. Ganó mejor Documental en Cannes, es distribuida por Kino Lorber, tiene una calificación casi perfecta de la crítica y Ben Hania fue nominada hace tres años por The Man Who Sold His Skin.

De hecho, Four Daughters compartió el premio de Mejor Documental en Cannes con The Mother of All Lies, la excepcional selección de Marruecos en donde su directora Asmae El Moudir explora la relación entre sus traumas familiares y un trágico pasaje en la historia del país. Es una candidata al Oscar Documental y ha ganado varios premios, pero su gran desventaja es que no tiene distribución en EEUU.

the-mother-of-all-lies
“The Mother of All Lies” | Cortesía de DOC NYC

Para la Academia parece que la África subsahariana no existe, pero aquí hay excelente cine y algunas selecciones son reflejos de ello. Por ejemplo, Goodbye Julia (Sudán) es un magnífico thriller sobre una mujer que contrata como empleada doméstica a una viuda tras haber causado la muerte de su esposo. La historia es también una metáfora de la turbulenta historia del país.

Tal vez la mejor apuesta subsahariana es Banel & Adama (Senegal), película distribuida por Kino Lorber que estuvo en festivales importantes como Cannes y Chicago. Es una poética historia de amor en tiempos de sequía.

Mami Wata (Nigeria) también podría dar la sorpresa ya que recientemente fue nominada al Spirit Award y ganó Mejor Fotografía en Sundance. ¿El problema? Es un thriller de fantasía sobre dos hermanas que luchan por la supervivencia de su pueblo y por restaurar a una diosa sirena. Suena genial pero ya sabemos que la industria discrimina al cine de género.

Aunque probablemente no llegue lejos, es de comendar que Namibia debutó en esta categoría con su primera selección: Under the Hanging Tree, historia sobre una policía que intenta salvar a su pueblo de los fantasmas del colonialismo. Aunado a esto tenemos que Burkina Faso seleccionó una película por primera vez desde 1989, se trata de Sira, drama sobre una joven fulani que es atacada por terroristas islamistas.

Predicciones de finalistas al Oscar a Mejor Película Internacional 2024

Después de esta larga guía, vamos a sacar la bola de cristal para intentar predecir a las 15 finalistas. Te recuerdo que estas predicciones no son un reflejo de la calidad de las películas, sino el resultado de un análisis deportivo (me encantaría que tengamos muchas sorpresas, pero el sistema es bastante injusto).

  1. The Zone of Interest (Reino Unido)
  2. La sociedad de la nieve (España)
  3. Fallen Leaves (Finlandia)
  4. The Taste of Things (Francia)
  5. Tótem (México)
  6. Io Capitano (Italia)
  7. Perfect Days (Japón)
  8. The Teacher’s Lounge (Alemania)
  9. 20 Days in Mariupol (Ucrania)
  10. Four Daughters (Túnez)
  11. Shayda (Australia)
  12. The Promised Land (Dinamarca)
  13. Smoke Sauna Sisterhood (Estonia)
  14. Godland (Islandia)
  15. Concrete Utopia (Corea del Sur)

Ojo con:

  • Housekeeping for Beginners (Macedonia del Norte)
  • The Monk and the Gun (Bután)
  • The Peasants (Polonia)
  • The Mother of All Lies (Marruecos)
  • Slow (Lituania)
  • The Missing (Filipinas)
  • Bye Bye Tiberas (Palestina)
  • About Dry Grasses (Turquía)
  • Do Not Expect Too Much from the End of the World (Rumania)
  • Los colonos (Chile)

Mis elecciones

Si yo pudiera votar, estas serían mis 15 películas finalistas (solo tomando en cuenta aquellas que he visto)

  • Do Not Expect Too Much from the End of the World (Rumania)
  • The Teacher’s Lounge (Alemania)
  • Tótem (México)
  • 20 Days in Mariupol (Ucrania)
  • Four Daughters (Túnez)
  • The Zone of Interest (Reino Unido)
  • Perfect Days (Japón)
  • Inshallah a Boy (Jordania)
  • The Missing (Filipinas)
  • Los delincuentes (Argentina)
  • Blaga’s Lesson (Bulgaria)
  • Goodbye Julia (Sudán)
  • El visitante (Bolivia)
  • Concrete Utopia (Corea del Sur)
  • Los colonos (Chile)